viernes, 24 de octubre de 2008

HASTA LOS HUEVOS

Todos sabréis que soy friki. No un tío que va por la calle con una camiseta de Batman y gafas de culo de vaso. Soy un friki de verdad. De esos que cuando van al salón del comic, tiene que explicar que no va disfrazado cuando la gente se acerca para hacerse fotos con él. De esos que vieron Matrix dos veces por semana durante un año cuando salió el DVD. De esos que pueden pasar 48 horas jugando a rol con sus colegas porque realmente no tiene nada mejor que hacer.

Resulta que todo eso es malo para mí y para aquellos que me rodean. Los medios de información, cuando no hay temas de los que hablar o deben desviar la atención de una noticia que no les conviene dar, tienden a demonizar todo lo que he mencionado antes. Hace ya algunos años, fué sonada la noticia de un chaval que había asesinado a sus padres con una katana mientras dormían. A mi parecer, el tío ese estaba majareta, loco, chiflado. Pero había algo que se ocultaba, y los verdaderos causantes de la muerte de esa gente salió al fin a la luz: LOS JUEGOS DE ROL. Por lo visto, ese tio mató a sus padres porque era un jugador compulsivo del Final Fantasy, y jugador de rol. De aquí se extrae que los juegos de rol inducen a asesinar a tu familia o a cualquier otra persona. Lo que no dijeron los medios es que este tío tenia un largo historial de enfermedades psicológicas, entre las cuales figuraba la esquizofrenia, no, el culpable, aquello que desconocemos. Y como la gente no se informa de lo que es un juego de rol, lo desconoce, teme a lo deconocido, el miedo lleva a la ira, la ira al odio, etc, etc...

Cambiemos de tercio: hace un tiempo, el muy admirado sr Quesada, tomó la determinación de que en su editorial de comics, ningún personaje debía fumar. Así pues, Nick Furia, Lobezno, La Cosa, etc, se quedaron sin sus puracos habanos. ¿Porqué? Muy simple. Quesada cee que si los niños ven fumar a alguien, ellos también fumarán. por eso yo llevo fumando puros desde los ocho años, porque me encanta Nick Furia...

Y así podemos encontrar un largo etcétera de ejemplos, como el GTA, las películas de acción...

Cuando un imbécil mata a diecisiete alumnos y profesores de su escuela, es muy facil criticar al Counter Strike. Pero nadie comenta que en el país donde ha sucedido, es legal comprar y portar armas por la calle, eso no tiene nada que ver, así como no tiene nada que ver la educación que ha recibido ese chico ni que su padre tuviera una magnum 42 en su mesilla de noche, a su alcance.

Desde aquí hago un llamamienta a aquellos que estén hartos de que se criminalice aquello que nos gusta a opinar en sus blogs, webs, fancines, videos del Youtube, sobre el tema, a hacer llegar a las altas esferas y a los chupatintas que manipulan a nuestros vecinos y compatriotas, que hacen que nos odien y nos señalen. Porque yo llevo jugando a rol desde los 11 años. Y sólo me ha servido para conocer a gente, entablar amistades y odiar a la mayoría (pero oye, nadie es perfecto), no he asesinado a nadie, y mucho menos, nunca he colocado despertadores en un cine. Tal y como nos hizo llegar ayer mi estimado colega bloguero Nimendil.

Ahí queda eso, que os den!

1 comentario:

Conner Kent dijo...

aparte de que me parece un post realmente bueno y que estoy totalmente de acuerdo contigo... lo he flipado en colores conlo de colocar despertadores en un cine... sólo de imaginarlo... no sé me dió la risa floja.. ;)