martes, 18 de noviembre de 2008

SEMANA SGAE: EL SUEÑO DEL DON

Leí hace algún tiempo (ahora no sabría decir dónde, así que si la fuente ve esto, que no dude en identificarse), que la SGAE era el sueño de Al Capone.

Pongámonos en antecedetes: Al Capone fué un Gangster italoamericano que vendía protección. Sus metodos de márketing dejaban un poco que desear, puesto que si no aceptabas tu protección, estabas destinado a dormir con los peces, a llevar unos zapatos de cemento, a acabar cagando plomo... ya me entendéis...
La cuestión es que Al Capone se enriqueció vendiendo un producto que no existía (no se podía ver, no se podía tocar, ni era susceptible de ser detectado por ninguno de los otros tres sentidos), así pues, descubrió el negocio redondo, vender la nada. El único problema, es que esas operaciones no eran legales, y por ello, debía sobornar a jueces, políticos y policías. Tenía que untar la justicia para poder seguir con su modus vivendi, y eo le comportaba alguna pérdida en sus beneficios.

Hoy en dia, la mafia sigue realizando las mismas atividades, pero tienen los mismos problemas.

En España este problema no existe. Hay un organismo, que es la Sociedad General de Autores y Editores, que nos cobra cada vez que compramos un dispositivo de almacenamiento susceptible de ser utilizado para guardar archivos que puedan tener los derechos reservados. Pagamos dinero cuando compramos un pendrive para guardar las fotografías del bautizo de nuestro sobrino, pagamos dinero cuando compramos un DVD para hacer una copia de seguridad de nuestro disco duro, y, por supuesto, págamos dinero cuando nos compramos un disco duro externo para almacenar las películas que nos hemos descargado de internet de forma totalmente legal, ya que no pretendemos recibir ningún dinero por ello. Pagamos por el ADSL.

Yo digo que esto es anticonstitucional, puesto que en este país existe algo llamado "PRESUNCIÓN DE INOCENCIA", la cual cosa nos convierte en inocentes de un delito que hayamos podido cometer hasta que se demuestre lo contrario ante un juez. Es etraño que existiendo una ley como esta, puedan cobrarnos una multa antes siquiera de que hayamos cometido el delito, y sin saber siquiera si lo vamos a cometer. Estamos pagando multas por delitos que no hemos cometido porque se asume que vamos a delinquir, eso es presunción de culpabilidd, que es exactamente lo contrario de o que dice la constitución. Y el gobierno lo ha permitido.

Por otra parte, el gobiernante de turno es tan crédulo, que se reune con los artista más adinerados, y estos son capaces de convencerlo de que etán en la miseria y que están perdiendo dinero por nuestra culpa (yo no se vosotros, pero yo en mi puta vida he copiado un disco de Alejandro Sanz, ni tengo intención de hacerlo), son capaces de convencerlo de que por cada descarga que se realiza de su disco, se está dejando de vender una copia. ¿Debemos asumir entonces que de los miles de millones de descargas que (según ellos) se realizan en todo el mundo de forma (según ellos) ilegal, están dejando de vender miles de millones de discos? Menuda estupidez.

Cuando los cassettes salieron al mercado, las discográficas advirtieron que si se pirateaba sería el fin de la indústria. Y así les ha ido, más ricas y poderosas cada día que pasa.

Claro que la gente se baja la música de internet. Es la forma que tenemos de protestar. Protestar ante unas grande y multimillonarias multinacionales que nos venden música en un formato que es baratísimo de producir, en unos enváses fáciles de romper, poco ergonómicos y de muy breve duración a un precio superior al que nos habían vendido los formatos que les salían más caros de producir.

La ley ampara este nuevo tipo de mafia encubierta. La ley ampar que se nos cobren impuestos revolucionarios. La ley ampara que los ricos se lucren a costa de cobrar impuestos ilegales a los menos favorecidos.

La ley ampara el sueño de Al Capone...

Pero no olvides que la ley también apara a aquellos que descrgamos películas, música, juegos, libros, etc, de internet sin ningún tipo de ánimo de lucro.

Copia, difunde, comparte y lucha para poder seguir haciéndolo.

No somos piratas, somos gente libre que no está dispuesta a pagar un impuesto revolucionario a aquellos que se quieren lucrar sin dar nada a cambio.

3 comentarios:

Ximi dijo...

Disculpad las posibles faltas de ortografía. Son, en su gan myoría errores tipográficos, ya que me he cambiado el teclado y no me va muy fino que digamos...

Ximi dijo...

Por cierto, es cosa mia o Capone se parece sospechosmente a Paquirrín?

Jeral dijo...

Cierto todo, muy cierto. Aunque para tocarte los cojones, te digo que sí sacamos ganancias al descargar un disco o película, no sganamos el dinero equivalente a lo que costaría comprarse una copia... no quiero decir "legal, avalada por la industria.

Aunque eso de todos modos es mentira, porque cuando nos gusta un disco, película, libro, cómic, etc, nos lo compramos igual aunque nos cueste un huevo y la mitad del otro.

Así que ha descargar gente, nos enchufan con todo y estamos en nuestro derecho de enchufarlos a ellos. SGAE me la chupas!