viernes, 16 de enero de 2009

CLASES DE PROTOCOLO DE TITO XIMI: BAUTIZOS

Muy buenas tardes, frikis tuercelosas, retomamos las clases de protocolo para hablar de los bautizos, esas largas y aburridas ceremonias que no le interesan a nadie. Veamos pues cinco consejos para amenizar estos rollazos:

  1. Es de personas educadas el aparecer desnudos en este tipo de ceremonias, para dar la bienvenida al nuevo miembro de la comunidad cristiana tal y como Dios nos trajo al mundo a todos.


  2. Cuando el párroco esté a punto de dar nombre a la criatura, estaría bien (yo siempre lo hago) que lo insultarais a lo bestia o le pellizcárais un huevo (o un pezón en su defecto) para que el niño se acabara llamando "Tu puta madre Ramirez" o "Me cago en Satanás Berdún", el chaval te deberá toda una infancia llena de risas.


  3. El agua de la pila baptismal suele estar muy fría, para favorecer la salud del infante que se bautiza, sería conveniente orinar en la pila baptismal. No está bien pavonearse de las buenas acciones, así que deberás hacerlo mientras gritas "Mirad allí, la madre del cura en ropa interior bailando breakdance!!" y señalas con el dedo a alguna dirección.


  4. Sería un detalle por tu parte que te molestaras en prender fuego al altar mientras bailas el aserejé entonendo cánticos satánicos, la familia te lo agradecería.


  5. Como colofón a una ceremonia perfecta, sería mu gracioso y elegante que le dieras de comer al miño (o se lo insertaras via rectal) botecitos de nitroglicerina, y llegados a un punto clave de la ceremonia, podrías agarráselo a la madre o al padre o al padrino (o a quien fuera) y chutarlo hacia la familia que está más atrás en el templo, la explosión sería fantástica, y las tripitas y los pequeños órganos internos del bebé desparramados por toda la sala y colgados de las cortinas (sumados a los órganos internos (y externos) de los familiares que han estado en el epicentro de la explosión) serán una nota de distinción y elegancia a una fiesta aburrida de por sí.

Bueno, pues eso es todo por hoy, espero que os haya gustado y os sirva para futuras actividades, recordad mandar las fotografías. El blog de Ximi espera vuestra colaboración!

2 comentarios:

Jeral dijo...

Y si en vez de reventar al niño nos reventamos al padre? Total se supone que es célibe y lleva una vida de lo más aburrida.

El niño puede llegar a ser un gran friki.

Ximi dijo...

Es mejor jugar con el niño y no con el cura... Porque es su día, hay que prestarle atención