lunes, 12 de enero de 2009

ODIO: Impotencia

Si, efectivamente, frikis tragaldabas, el dia 28 os timé... De verdad pensasteis por un momento que iba a hacer una sección que se titulase "AMOR"?? Adavamoshombre...

Pues si, ODIO es el nombre de la nueva sección del blog, en la que me desquitaré a gusto contra aquellos que me tocan las narices, dejando de lado el respeto, la pluralidad y todas esas mierdas que (aqunque no lo parezca) tengo en cuenta muy a menudo. Pero vayamos al meollo del asunto...

No es noticia que el mundo está hecho un puto asco. Los ricos son cada vez más ricos y los pobres sufren un efecto proporcionalmente inverso. Las guerras asolan el planeta y las muertes de inocentes son cada día más frecuentes. Pero hay un suceso que estos días no ha pasado desapercibido a nadie, y ese suceso ha sido el brutal ataque a Gaza. Hablaba yo con mi chica del tema. Las palabras atrocidad y barbarie salian de nuestra boca como quien da los buenos días, y entonces ella dijo una cosa que despertó mi odio: "Quiero hacer algo".

¿Cómo que quieres hacer algo? Joder, y yo! Quiero agarrar a esos hijo de puta y hacerles pagar uno a uno por el mal que han hecho, así que nos ponemos a pensar qué es lo que podemos hacer. "Unirnos a una ONG" Vale, de puta madre. Daremos nuestro dinero a una organización con muy buena fe, que enviará su dinero a Palestina, y el gobierno decidirá que hacer con él, o en el peor de los casos, nunca llegará. Probemos con otra cosa... afiliémonos a un grupo de activistas por la causa... Muy bien, hagámoslo, si lo que queremos es apuntarnos a una puta lista de correo y esperar a que lleguen noticias de la próxima manifestación a la que no acudirán más de quince personas porque sin duda tendrán algo mucho más importante que hacer. La conclusión fué que lo único que podíamos hacer era colgar una bandera palestina del balcón y sumarnos a los miles de seres humanos que han decidido hacer lo mismo que nosotros: un algo que acaba siendo nada.

Odio la impotencia que siento siempre que veo que algo está fuera de mi alcance. Cuando veo que no existe quíen pueda volar y utilizar su visión calorífica parea acabar con los malos. Odio la pasividad del mundo político, de los líderes que hemos elegido, pero sobretodo odio la religión, germen de odio y rencor, método de sumisión utilizado desde tiempos immemoriables por aquellos que tenían y aún conservan el poder.

No voy a comprar una bandera palestina. Me sentiría idiota. Prefiero hacer lo mismo que el resto de gente, lo mismo que el mundo en general, que es girar la cabeza y mirar hacia otro lado, salir de fiesta el fin de semana y bajarme muchas películas de internet. Cuando haya otro ataque ya me volveré a indignar, me voleveré a sentir impotente.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Espero que no odies a los ANOnimos :)

Ximi dijo...

Pero que te podría hacer pensar lo contrario, ANÓnimo tarado de los cojones? Si me estoy planteando hacerte mascota oficial del blog!!!

Conner Kent dijo...

Sinceramente, lo de Gaza me la rempampinfla, llevan taaaanto tiempo con ello y hay taaantos intereses de por medio que prefiero ni preocuparme por algo que no entiendo y que aunque entendiese estoy seguro que es lo que me harían creer, así que les den, a todos, por sus mierdas y sus idas de olla, haré algo cuando ataña a mi ciudad, o como mucho a mi comunidad de vecinos y pueda hacer algo, pero SOBRETODO cuando sepa lo que pasa y no se rían en mi cara, SOBRETODO cuando los "que mandan" se decidan a actuar, pero claro, aquí no hay petróleo de por medio...ah, sí que lo hay, por eso interceden, que sino los precios suben...

Ximi dijo...

Estoy contigo Paco, me preocupan más lo parquímetros que tengo pensado petar...

Sònia dijo...

Pues yo sí que me voy a comprar una bandera... por lo menos haré algo

Sònia dijo...

e intentaré informarme para formar una opinión más allá de los cuatro tópicos

Jeral dijo...

Bah, la verdad que entre judíos y árabes las cosas van tan para atrás, se ha tergiversado tanto, que es imposible tomar un lado. Por un lado tenemos a los árabes, un pueblo aplastado y destruido por culpa de gobernantes que esgrimen la religión como arma para conseguir sus intereses. Por otro los judíos, un pueblo perseguido durante toda su historia que no tiene mejor idea que cagar a balazos a cualquiera ante la más mínima provocación, como para contrarrestar años de ser oprimidos.

No estoy ni con el terrorismo cobarde de los árabes ni con la respuesta armada "oficial" de los judios. Ambos se pueden dejar de joder y organizar una gran orgía de confraternidad para solucionar sus problemas.

Y sinceramente sonia, comprar una bandera... Al único que le harás bien es al vendedor de banderas. ¿O alguna vez te has comprado una bandera cuando un hombre bomba explota en una escuela judía? ¿O cuando lo de las torres gemelas te compraste una bandera yanqui? A veces hasta que es mejor seguir viviendo como si nada, porque ningun lado está libre de culpa ni hay "buenos" o "malos", o mejor, sólo hay "malos".

Sònia dijo...

¿Y el pobre hombre que vende banderas (¿?) no tiene derecho a comer cada día y a alimentar a sus hijos?

Dios, realmente cruel por tu parte... ¬¬

Ximi dijo...

Y esque nadie va a pensar en los niños?

Jeral dijo...

Gracias! Quiero agradecer a mis padres, a mi esposa, a mi productor y a ximi, por inculcarme un odio puro y sin barreras. Y al hombre que vende banderas, gracias!

Ximi dijo...

Objetivo cumplido, doy por finalizada la labor de este blog

Nimendil dijo...

Vaya, yo me había creido lo de la sección de Amor.

Ximi dijo...

Ese no es mi estilo nena...