lunes, 26 de enero de 2009

ODIO: PÉRDIDA DE RESPETO

Hay gente que se te sube a la chepa. Veréis, yo tengo un caracter muy especial. Soy una persona muy seria que actua de una forma extraña. Suelo hacer comentarios de mal gusto enmedio de situaciones nada apropiadas, no por nada, simplemente me gusta ver las reacciones de la gente, y qué coño, me hacen gracia... Hago muchas bromas, según dicen, los comentarios que puedo llegar a hacer son bastante divertidos, eso me anima a hacer aún más, la verdad es que lo paso bien, me gusta conversar sobre temas trascendentes y darles la vuelta, me gusta ponerme siempre del lado contrario del que está hablando conmigo. Eso me puede convertir en un nazi, un fascista, un comunista, un astronauta con el orgullo herido... Pero siempre acabo frivolizando. Creo que el sentido del humor el lo único que tenemos en realidad, así que ¿qué mejor que explotarlo al máximo?

No os engañaré, soy un tío bastante chungo. He tenido broncas (como todos), y mi aspecto nunca ha inspirado mucha confianza a extraños (ese es un tema que está bastante solventado a raíz de mi cambio de look después del éxodo punki), pero no me refiero a eso, soy bastante chungo en el plano de la retórica. Tengo una forma muy propia de expresarme, muchas veces se interpreta como una falte de respeto o un intento de imponer mi opinión. Soy muy cascarrabias y me enfado con mucha facilidad con temas que no parecen ir más allá de la simple división de opiniones, me cuesta mucho reir a carcajadas, y una sonrisa insolente es lo que suelen obtener como respuesta a sus chascarrillos los que bromean conmigo (eso si tienen suerte). Eso no quita que sea una persona alegre, con amigos (aunque poco círculo social), y que bromeo y que de buenas a primeras hago buena cara a todo el mundo, enseguida decido si me cae bien o mal, pero (a no ser que sea un caso de idiotismo que llame poderosamente mi atención) siempre hago buena cara udrante la primera conversación...

Esto viene al caso de que esto hasta los huevos de que me tomen por un puto pallaso. Si yo hago una puta broma, te ries y punto, porque a mí me suda la polla si te va a hacer gracia o no, si te vas a ofender o no, porque tu opinión me importa tres mierdas. No tengo intención de verte otra vez, así que ¿qué coño me importa lo que puedas pensar de mí? Pringao, ¿te crees que tienes gracia? Yo digo lo que me pasa por la cabeza, no espero una risa (la mayor parte de las veces), tú parece que buscas una complicidad que no vas a obtener. Yo no te he tocado, ¿porqué me tocas tú a mí? Y si tanto sentido de la justicia y de lo políticamente correcto tienes, ¿porqué cojones hablas conmigo? ¿No sabes quién soy? Si lo sabes, te han hablado de mí, te ha hablado de mí el mismo pringado que se cree que estoy aquí para decir cosas graciosas y entretenerte a tí y a tus putos amigos, que, por mucho que se parezcan a una tribu de chimpancés, no me causan ningún respeto.

Lo que os digo, hasta los huevos. Cuando era un tío de casi metro noventa con una cresta de más de veinticinco centímetros de color rojo, una chupa de cuero llena de parches, con pulseras y collares pe pinchos, botas militares y cadenas, no me costaba tanto conseguir que esta gente mantuviera la compostura. No pido un respeto cómo si yo fuera superior a ellos en algún sentido, sólo pido que si no saben de que rollo voy, no se arriesguen. Y si te ofendes con alguno de mis comentarios (que ya he aprendido a hacer con una sonrisa en la cara) tipo "pues a mí no me gusta nada tu peinado" o algo parecido, va a reslutar que al final si que te vas a merecer dos hostias.

Antes no me costaba tanto mantener el respeto... Os dejo con un tema de Eskorbuto (que es mi preferido, por cierto) que se llama "Cuidado!", y habla precisamente de esto (aunque en realidad vaya dirijido a La Polla Records, disfrutadlo!

12 comentarios:

Conner Kent dijo...

uff me alegro haberte caido bien ;)

Ximi dijo...

LOS QUE NO PRUEBEN MI IRA...disfrutarán de mis mimitos...

Sònia dijo...

No tienes abuela, ¿eh? ¬¬

Ximi dijo...

Si, tengo muchísimas abuelas, soy el tío con más abuelas del mundo nadie tiene más abuelas que yo, y las mias son mejores que las de cualquier otro...

Nimendil dijo...

La chupa ciertamente ayuda. A mi la estética agresiva de hijo del metal siempre me ha ayudado a ser respetado, o por lo menos, a que nadie me toque los cojones.

Ximi dijo...

Pero con la edad, llegan las responsabilidades, los trabajos de los que te pueden echar o los que simplemente no están dispuestos a contratarte si te ven pinta de yonki buscacamorra... Ahora llevo pelo por todo el cuero cabelludo, y las botas militares se reservan para ocasiones especiales...

Jeral dijo...

Mondesvol! Si algún día viajo a España estoy empezando a temer seriamente sobre mi integridad física.

Ximi dijo...

Mondesvol? Si vienes aquí se te recibirá con los brazos abiertos y un hachazo de +5 en todo el cráneo...

Anónimo dijo...

muy bien,más mentiras sobre eskorbuto.Si no sabes mejor te callas.Ensucias su memoria

Ximi dijo...

Ánda, Beat, tócame la polla, que sé que eres tú, que he visto que acaba de entrar un tío de Bilbao y no existen las casualidades, además ha entrado como entrabas tú siempre, que era buscando blog de ximi en blogger... Por lo menos, da la cara... Y si no te quieres convertir en el troll/mascota del blog más te vale ir bajando el tono...

Ximi dijo...

Perdón, en blogger no, el Google...

Jeral dijo...

Mondesvol maese Ximi, que yo practico el pastafarismo y el cthulluismo agnóstico.

Acabo de ver Forgetting Sarah Marshall y sólo puedo decir que Kirsten Bell está un balazo!