viernes, 27 de febrero de 2009

CLASES DE PROTOCOLO DE TITO XIMI: Cenas de ex-alumnos

Hola, frikis tragasuelos. Hoy, en Clases de Protocolo de tito Ximi, aprenderemos a comportarnos correctamente en una cena de ex-alumnos para integrarnos de nuevo en el grupo-clase y no llamar demasiado la atención convirtiéndonos en el alma de la fiesta. Aquí van los cinco pasos a seguir.

  1. Cuando llegues al lugar establecido para el encuentro, es muy importante que no saludes a nadie. Que pases de todo el mundo. Ni una sola palabra. Si además llevas una camiseta en la que ponga "He tenido a los peores compañeros de clase de la historia" y miras mal a la gente mientras los señalas con el dedo y murmuras insultos inteligibles apretando los dientes, crearás entorno a ti un halo de misterio que te hará mucho más interesante.

  2. Es muy posible que alguno de tus compañeros se haya enriquecido gracias a algún logro personal. Tú más. Tus logros siempre deben superar a los de tus compañeros. Por eso, ya seas hombre o mujer, debes ir extremadamente maquillado y con ropa muy chillona. Usa alzas en los zapatos para ser el más alto y pierde treinta kilos para parecer el más delgado. Puedes operarte las nalgas y hacer culturismo en sólo medio cuerpo para ser también el más gordo y el más musculoso. Tu peinado debe medir al menos 30 cm de alto y ser de un color muy chillón, y no puedes parar de hablar en toda la noche, para ser el que más habló y el que más cosas dijo. Puedes proponer algún pulso para demostrar que también eres el más fuerte mientras lloras para que vean que también eres sensible. Si es necesario y puedes presumir, sácate la chorra.

  3. Es muy posible que no se acuerden de ti ,no es mi caso, ya que yo era una persona extremadamente popular (esperad un momento que mi novia se está partiendo la caja por algún chiste que no habré entendido... ya), pero si no se acuerdan de ti, lo que debes hacer es desbloquear el recuerdo más vergonzoso de tu estancia en el centro educativo y sacarla relucir. A continuación os enumero una serie de sucesos que pasaron mientras yo estaba en la escuela para que os podáis inspirar:

    - Un chaval se meó en el pasillo queriendo teniendo 14 años (había salido de clase para ir a baño)
    - El mismo tío se hizo una paja usando el calcetín de su compañero de habitación durante una excursión y lo pillaron.
    - Una tía iba maquillada de cuerpo entero y cada vez que se metía en la piscina para la clase de natación dejaba un rastro amarillo a sus espaldas.
    - Un compañero mío no pudo leer la página de un libro a petición del profesor porque se la había comido.
    - Uno olía tan mal que su chaqueta estaba siempre plagada de moscas, cosa que causaba que los profesores autorizaran su retirada del perchero.
    - Una vez un compañero se llevó tantas collejas que había una cola detrás suyo que salía del aula.
    - Un compañero estaba tan mega gordo que el profesor tuvo que ayudarle a salir del pupitre porque se había quedado encallado.

    Todas son verídicas, usadlas como os plazca.

  4. Una vez hechas las presentaciones es el momento de cenar. Si la idea es compartir la cuenta entre todos, debes pedir lo más caro de la carta y numerosas jarras de sangría (también vale el vino y el cava), aunque luego no te lo bebas. En caso de decidir pagar a escote, no te pidas nada y pásate la cena llorando y mirando con cara de pena a todo el mundo. Otra opción es vomitar encima de alguien y crear una cadena de vómitos ¡Risa asegurada!

  5. En el momento de la despedida es de muy buen gusto insinuarse sexualmente a todos los compañeros a la vez que te despides, diciéndoles que durante toda tu permanencia en la escuela estuviste enamorado de ellos (ya sean hombres ,mujeres o lleven aún el pupitre enganchado en el culo). Eso te asegura que no te volverán a llamar para la puta mierda de cena del año siguiente y te ahorrarás fingir que te cae bien alguno de tus antiguos compañeros de clase.
Bueeno, estos han sido mis consejos de hoy. Me ha quedado un poco largo, pero si no queréis no os lo leéis y punto, que ya no somos niños...

Ah, si... Para los que lo sospechaban, este sábado tengo una cena de ex-alumnos. Aún no he ido, pero os aseguro que voy a cumplir con las indicaciones a rajatabla...

Otra cosa, si alguno de mis ex-compañeros se ha sentido ofendido porque he explicado una anécdota suya sin tener en cuenta sus sentimientos, sólo decirles que podría haber dado nombres y no lo he hecho... Pero la entrada de puede editar.

Ahora sí, que quede claro que algo me habré resarcido de las mierdas de posts que os clavé ayer, con este post que no sólamente es largo, sinó que lo es demasiado.

2 comentarios:

Conner Kent dijo...

Por favor, por favor, por favor, por favor, ve a la cena después de la Zombie Walk sin pasar por casa jajajajajjajajajaaj ;)

Dinorider d'Andoandor dijo...

jajaja
y a la hora de la hora, ¿te resultó?