viernes, 15 de mayo de 2009

NO SÉ QUE COÑO LE PASA A MASACRE EN LA PELI DE LOBEZNO!

La gente me señala, me apunta con el dedo... Susurra a mis... No, espera, esto es para otra cosa...

Ah, si, ya me acuerdo... Lo que quería deciros es que soy consciente de lo mucho que me admiráis y os preocupáis por mi (como muestra los ¡tres putos y miserables mensajes de mierda! en el post en el que anuncio que estoy (estaba) enfermo), así que os pediría por favor que no me mandarais más mensajes (ni por mail ni por Facebook) rogándome que no mate a nadie por lo que le han echo a mi admirado Masacre en la peli del peludo...

Veréis, yo fuí a ver la película justo e día que me puse enfermo (ya había comprado las entradas y no las iba a desperdiciar), pero era la sesión golfa, y yo, totalmente convaleciente, tuve que abandonar la sala. Cabe decir que jamás había hecho nada parecido (ni cuando se me derritieron las córneas con Superman Returns, ni cuando me explotó el hemisferio izquierdo del cerebro (dónde está el buen gusto) viendo Dragonball Devolution), y por supuesto, mi adorada novia, Sònia, se asustó bastante, al observar una actitud tan extraña y nada propia de mi (de hecho estaba convencido de que teníamos que ir al hospital), soy un tipo duro, todos lo sabéis, pero en este caso, de no ser por mi amada Sònia, no sé si lo hubiera contado (probablemente hubiera estrellado el coche o hubiera tenido que sobrevivir durante años en las afueras del cine hasta morir en un rincón totalmente enajenado y con un brick de tinto en la mano).

¿Que os estaba diciendo? Ah, si, Masacre... Pues eso. Yo me imagino lo que le han podido hacer (y odio la idea), pero no llegué a verlo (sólo sé que le cosieron la boca, y hasta aquí llegué), pero no pude observar la película más allá del "oh, vaya, están pasando cosas..." o el "Oh, mira, las garras de Lobezno son un puto dibujo animado...", porque estaba concentrado en no cagarme en la butaca del cine o no echarle la pota al de delante (también fue la primera vez que fuí al cine y no compré palomitas, por lo visto fue un dia de novedades)...

Pues eso, cuando vea lo que le hicieron exactamente, montaré el pitote, pero hasta entonces, y citando a Ortega Cano: "¡Dejadme en paz! ¡Dejadme vivir!"

...

¡Odiooooooo! (Tengo una cuota que cumplir, amigos...)

3 comentarios:

Nacho dijo...

Yo cuando lo ví al principio del film bloqueando el tiroteo a espadazos ya tuve bastante. Menos mal que estaba en casa, sino me habría salido del cine.

Según mi mujer ahí se nota que te haces mayor, que tu opinión pasa del comomolismo que crees que es al ridículo que en verdad es.

Saludos!

luciernago dijo...

¿Cuándo has estado enfermo?

Jeral dijo...

Creo que un día dijo algo del amor... habrá sido ese día.

Oh Ximi,viendo como adoras al bueno de Muertopiscinas, la película de Lobezno (Wolverine, Guepardo, Carcayú, Glotón) habrá sido especialmente dura para tí.

Yo debo decir que disfrute la peli en el momento, pero se cae de ridícula por partes. Acaso la huelga de guionistas sigue en secreto?