martes, 5 de mayo de 2009

ZOBERBIA (1)

No es un secreto, frikis sorbelunas, que la especie humana se caracteriza por la estupidez de sus integrantes. Hay quién no es totalmente idiota (por seguir este blog, por lo general se anula esa característica), pero para compensar, hay quién es idiota del todo.

Yo tengo (tenía) un colega, de cual no voy a decir el nombre aunque no sé porqué, que era (es) imbécil perdido, os voy a poner en antecedentes:

Yo tengo un amigo (mi más antiguo amigo, y 19 años de amistad lo prueban), y cómo es una persona, pues conoce a gente, y los veranos en el pueblo los pasaba con este personaje (al cual a partir de ahora vamos a llamar Zuperman, para preservar su identidad secreta). Este tipo es muy tonto. Alcanza cotas de tontez que algunos sólo han soñado. Está hecho un puto tonel, es descomunal, tiene la cara llena de granos, no ha conseguido ni sacarse el bachillerato y es alérgco a su propio sudor. En principio es un tío majo, y os juro que lo era, hasta que empezó con la tontería...

Siempre había sido un poco fantasma, por lo que sea necesita que le den coba y sentirse superior a los demás, tirarse flores, como aquel que dice, pero llegó un momento que hizo que lo odiara mucho.

Hace cosa de un año y medio o así, empecé a tener un poco más de contacto con él no sé porqué (se le habrían acabado los amigos), y quedábamos para jugar a rol o a Magic, para ver películas, etc. (es un friki de nivel medio, aunque él crea que es el puto amo), hasta aquí bien, de pua madre, pasar ratos agradables con alguien que te cae bien (mientras no te caiga encima), pero entonces entraron en la ecuación el resto de mis amigos.

Mi grupo de amigo se compone por (y ahora sabréis algo de mi) Sònia (mi novia), Julian (mi amigo de la infancia), Iris (amiga de mi novia, ahora amiga de todos) y David (amigo mio que está jubilado a su edad y que nos hace mucha gracia porque se parece a Krillin, pero que es un tío muy majo). Ésta es la configuración pre-Marc, ahora también está Leo (la novia de Julián), y entonces, de repente y sin enterarnos llegó él. Se acopló, como aquel que dice, pero no nos importó porque nos caia bien a todos (aunque le tirara los tejos a Iris).

De repente, el hecho de que hubiera mujeres en el grupo hizo que se intentara convertir en el macho alfa (imposible, ese soy yo), y empezara a tirarse más flores de lo habitual, convirtiéndose en una auténtica pesadilla y en un dolor de cabeza constante.

Ejemplo 1:

Estábamos en un restaurante japonés de esos que la comida pasa en una cinta y vas cogiendo platos. Yo comí más de cincuenta, lo sé porque lo cuento todo, tengo esa costumbre, llevo las cuentas de todo, él se comió algo más de cuarenta (también lo conté), teníamos los platos apilados uno delante del otro y se veia una clara diferencia de altura. Pues bien, cuando dije "He comido un huevo", él contestó "Yo maz", miré la pila, lo miré a él y dijo "Ezque ze me ha llevado cazi la mitad". Yo intenté razonar con él, aunque no mucho por lo ridículo de la situación, pero él se quedó en sus trece. A mi me da igual si ha comido más que yo, faltaría más, pero lo que intento explicar es esta absuda necesidad de sobresalir por encima de los demás.

Ejemplo 2:

Hablábamos de ordenadores. Yo no soy un experto, pero trabajo de informático en una empresa, así que algo sé, al menos sobre hardware, pero él tiene que saber más, así que soltó la perla "Yo tengo un portatil de 5 terabaiz de memoria". Esta afirmación es creible hasta cierto punto, pero podría ser que tuviera la memoria de PC tan ampliada que hubiera llegado a los cinco TB, pero entonces soltó la perla: "En el portatil". Ja, ja, ja... Pues yo le dije que es imposible, porque en un portatil no caben ni de coña tantos discos duros y más hace tanto tiempo. Esuvimos discutiendo un rato hasta que soltó su frase favorita: "Bueno, dejémozlo". Es su forma de decir que lo dejamos en tablas, y que no nos vamos a convencer el uno al otro. Voy a decirte una cosa Zuperman, no hacía falta que te convenciera de nada ¡Porque lo que decías era imposible!, sobretodo para un tío que siempre está pidiendo dinero como tú porque no tiene ni un chavo...

Veo que esto va para largo, así que ya haré otro post exponiendo más lindezas de este personaje (creedme, he empezado por lo más estúpido, cuando veais las bestias vais a flipar...).

Hasta mañana pues, frikis lamepelotas, y no me hagáis enfadar!

3 comentarios:

Conner Kent dijo...

lo mejor en estos casos es abandonarlos en los monegros, tarde o temprano vendrán a hacer las vegas 2 y podrá currar de fantasma en la casa del terror...

luciernago dijo...

Buff... sí, me suena, me suena... He conocido cosas similares...

Nimendil dijo...

Creo que todos tenemos más o menos cerca a alguien de este tipo. Os diría que el mío es el más insoportable de todos, pero creo que estaría cayendo en lo mismo que criticamos.