jueves, 18 de junio de 2009

GÉNESIS FRIKI #3

Bueeeno, frikis sacalupus, parece que otra vez nos vamos a enfrentar a ese relato, crudo y real que es la história de mi vida. Vamos con el tercer capítulo...

Después de leerme los cómics de Tintín me pasé durante un breve período de tiempo al cómic americano. Cierto es que ya antes había flirteado, cuando tenía cuatro años compraba cada semana los cómics de las Tortugas ninja (bueno, es americano, no?), y el primer cómic que tengo consciencia de haber comprado es el nº 1 de Silver Sable, de 1991, lo guardo con mucho cariño, aunque para ser sinceros es más malo que Jaffar con almorranas, pero claro, salía Spiderman de héroe invitado...

Fué en 1996 cuando hice mi primera incursión en el mundillo de los comics de superhéroes. Uno de los primeros cómics que me compré fué un especial de Punisher, eran dos comics de 48 páginas llamados Alfa y Omega, en los que el tío perdía la chaveta y se cargaba al hijo de Nick Furia (nadie se acuerda de eso?). Eran bastante buenos, sobretodo porque no tenía con qué comparar por mi experiencia previa, pero lo que estaba claro es que Frank Castle se merendaba a Tintín untado de nocilla, luego, algún amigo hijo de puta me perdería el segundo número dejándome jodidamente jodido...

Los X-Men llegaron después con un especial en el que hacían crossover con Wildcats (muy buen cómic), y más tarde con el desenlace de la "Era de Apocalipsis", el cual sólo me compré porque tenía las letras metalizadas, pero que resultó ser muy bueno...

Guardo grandes recuerdos de aquella época, aunque creo que fué cuando me leí los peores cómics de mi vida (los noventa, ya se sabe...).

Habréis observado que sólo consumía cómics de Marvel... Eso es porque compraba los cómics en el kiosco de mi pueblo los fines de semana, y allí sólo llegaba eso, aún no conocía el mundillo de las tiendas especializadas más que por la "Master", una tienda que estaba al lado del colegio y dónde comprábamos cartas de Dragon Ball y los cómics de Dragon Fall. No sabía nada más, así que fué Marvel lo que me tocó leer, aunque creo que si hubiera sido DC, me hubiera aburrido.

El tema de los comics americanos se acabó de repente, me cansé, supongo que tanto Liefeld, tanto reboot y tanta mierda acabó por cansarme, lo cierto es que los cómics de entonces eran una puta mierda. El único cómic de Spiderman que compré en equella época era el crossover "Spiderman Blacklash", así que ya véis como estaba el panorama...

Por supuesto seguí leyendo cada vez más pero otras cosas y otro temas. Nos vemos la semana que viene para seguir con la clase de história, y, por FSM, ducháos!!

2 comentarios:

Nacho dijo...

Viendo tu trayectoria de lectura empiezo a tener muy claro el porqué de algunos aspectos de tus multiples personalidades...

Saludos!

Goku_Junior dijo...

Muy probablemente habría acabado leyendo la misma mierda que tu de no ser por que a la libreria de la mierda de mi pueblo solo llegaban mortadelos (y de muy uvas a peras).

Tal vez cuente mi Genesis Friki algún día de estos, aunque es un poco aburrido, no salen tetas ni disparos (osea, casi nada de los 90), solo mortadelos y grapas de Dragon Ball que aún guardo en dos enormes cajas.