miércoles, 12 de agosto de 2009

ODIO: PIJOS TOUS

No puedo decir que me apasionen las tribus urbanas, odio a la mayoria aunque creo que está bien que existan porque si la gente no se agrupa ya podemos darnos por jodidos, y esque en este mundo no hay nada peor que el individualismo, que jode las relaciones y hace que nos desconectemos de la realidad social en la que vivimos, pero hay una tribu urbana a la que odio especialmente, y estos son los pijos tous.

Dejad que me aclare, según mi opinión hay dos tipos de pijos, los pijos de verdad y los pijos tous (que bien podría haber bautizado como pijos dolce y gabbana o pijos lacoste). Los pijos de verdad, a mi entender son unas pesonas que están forradas que te cagas y se compran lo más caro entre lo más caro. Llevan a sus hijos a carísimos colegios en el extranjero, conducen Ferraris, visten trajes de 10.000 euros, van a recepciones de dignatarios extranjeros y comen Ferrero Rocher. Yo admiro a esta gente, en serio, sería muy hipócrita por mi parte (y por la vuestra también) decir que si un día empezara a cagar dinero no me daría la gran vida. Probablemente no me pondría griferías de oro ni contrataría un mayordomo (a no ser que se llamara Alfred... o Jeoffrey, claro), pero de montar un cine en casa (con sus butaquitas y su acomodador) y de comprar la Marvel y la DC no me sacaba nadie.

Los ricos pueden ser pijos. Llevar siempre lo mejor de lo mejor, lo más caro, lo más lujoso, pero existe una variante de esta clase de personas que pretenden hacerse pasar por ellos; los podéis ver a cada momento, cuando salís por las noches, cuando vais a tomar algo, cuando ponéis la televisión, están ahí.

Se gastan el dinero quee no tienen en aparentar ser algo que no son. Se hacen pasar por personas cultas cuando tal vez no tengan ni la EGB, se compran la ropa sólo con la intención de que se vea la etiqueta. Cuando se compran algo o se van de vacaciones lo primero que hacen es decirte cuanto les ha costado (hinchando un montón el precio, por supuesto) y se ponen los peinados de los famosos porque creen que así pueden llegar a ser como ellos.

Llevan una vida vacua y superficial, son falsos y traidores, son, en realidad, unos muertos de hambre que sólo pasan por la vida sin dejar ningún rastro, pero lo que más odio de ellos es su carencia de ideología; toda tribu urbana tiene su ideario político y/o social, ellos no, aunque supongo que en sus filas abundan los votantes del PP, su vida está tan vacía, tan carente de objetivos que no se molestan siquiera en preocuparse por saber en qué mundo viven. Son zombies sin complejos por serlo. Son objetivos de mi ira. merecen morir.

4 comentarios:

Álex Esteve dijo...

Dios! ayer me encontré con unos así en el autobus (si un tio que va de pijo va en autobus o está haciendo un experimento sociologico o es un pijo tous (me gusta más el término pijo de postal).
La cosa es que me entraron ganas de pegarles con la mochila llena de comics que llebava pero me acorde de que no tengo más mochilas y la sangre cuesta mucho de limpiar.


Bueno, ¡cuidate!

David Martinez dijo...

bien dicho!

Lograi el Luciérnago dijo...

Joer, qué asco, de verdad...
Pero vamos, si asco dan los Pijos Tous, los Pijos Tous Falsificaos ya dan de todo y nada bueno...
Los Pijos D&G sí que me dan asco... porque, o bien es gente que demuestra que el estilo no se compra (porque uno será un pintas o to'lo que quieras, pero llega a distinguir la elegancia de la falta de ella), o bien que no le importa que la gente le señale riéndose de lo horteras que son...

secrets intheair dijo...

xDD toda la razón :)