jueves, 29 de octubre de 2009

HOY ESTOY CHOF

Este post es aburrido, rebuscado, extremadamente extenso y un poco raro. Si quieres ahorrarte un mal rato y mucho tiempo perdido no te lo leas, eso sí, si lo que quieres es descubrir la verdad (mi verdad) ya puedes empezar por el primer párrafo, que hoy tengo un día raro y no estoy para que me vengáis con gilipolleces. la verdad no está ahí fuera, está aquí debajo...

Soy una persona que por norma general no tiene una visión demasiado positiva del mundo que le rodea. De hecho, de un tiempo a esta parte he optado por no creerme nada de lo que me dicen, y con nada, me estoy refiriendo a un nada absoluto (que, por supuesto no afecta a mis relaciones más cercanas).

La ignorancia no es la felicidad, pero desde luego, el conocer medias tintas y saber de la cal y la arena de los demás no nos completa como personas ni mucho menos, y aunque a veces creamos que estamos ante una verdad absoluta o ante un hecho verdadero, lo cierto es que lo que experimentamos no es otra muestra del control que ejercen sobre nosotros hombre poderosos, que no se limitan a controlar el mercado, la enconomía, la política, sinó que además pueden (y esto es lo preocupante) controlar nuestras mentes.

Si, ya lo sé, ahora me diréis que sois especiales y que a vosotros nadie os dice lo que tenéis que pensar, que sois incorrompibles, que las mentiras que os inoculan por los tubos catódicos no os afectan lo más mínimo... Claro, vosotros tenéis personalidad, vosotros sois gente inteligente y pensáis por vosotros mismos. Desengañaros.

Os voy a poner un ejemplo simple (y tengo la sensación de que ya lo he comentado alguna vez): En 1980 se llevaban las hombreras, las tachuelas, los pelos cardados, laca a mogollón, grandes pendientes, zapatos de plataformas... Y nos parecía bien. Lo veíamos por la calle y pensábamos: "Joder, cómo mola el tío ese de la corbata-piano" o "Dios, cómo me tiraría a la pava esa del maquillaje de gata y las botas de plataformas de piel de zebra". Si, sé que vuestro cerebro ahora mismo lo está intentando negar. Sé que no podéis, porque aunque ahora lo veis como una puta aberración y llamáis idiota a la gente que sigue unas normas escritas por diseñadores y comerciantes al vestir, en los ochenta eso os parecía más o menos adecuado y ahora os parece horrible, y os aseguro, amigos, que dentro de diez años, cuando mirmos atrás y veamos cómo íbamos vestidos en los noventa, o en el puto 2009, no daremos cuenta de lo ridículos que estábamos, aunque entonces nos encontábamos a gusto con nuestra indumentaria.

¿Me estáis diciendo que la opinión generalizada de todo un planeta cambia por ciclos de forma sincronizada? ¿No hay algo más?

Yo digo que todo en lo que creemos es mentira. Esto sotengo yo, y eso sostenía Platón con su mito de la cueva. Eso dijeron los Wachowsky cuando filmaron Matrix.

Tomemos la democracia como ejemplo: Todos sabemos que no es perfecta, pero la mayoría la aceptamos. ¿Porqué? Porque nos han convencido de que es lo más justo. Yo discrepo. La democracia es uno de los métodos de gobierno más injustos que existen, para empezar se basa en realizar votaciones que conllevan a hacer lo que dice la mayoría aunque éstos no lleven razón. ¿Entendéis lo que os digo? Estamos haciendo caso a las masas, a ese túmulto de gente sin cerebro que decimos, son diferente a nosotros, la gente pensante, los excluídos del sistema. La democracia consiste fundamentalmente en organizar dictaduras de cuatro años de forma rotatoria. Elegimos a un tipejo (por lo general y casi siempre repugnante y miserable) para que tome todas las decisiones por nosotros, decisiones que por algún motivo nosotros no podemos tomar y que aceptamos gustosos (o no) cuando el gran líder canta misa. La democracia es mentira. Igual que todo.

¿Creéis de verdad que nadie sabía lo que iba a pasar con el tema de la bolsa? Evidentemente, todos lo sabíamos, lo que no se dice es que seguro que alguien ha salido muy, pero que muy beneficiado de todo el tema. No sé si es un grupo de personas que dirigen el mundo, una logia masónica o alguna mierda por el estilo, sólo sé que todo lo que pasa, pasa por algún motivo y nunca pierden todos.

Igual que todos los pringados que se han tragado el timo de la gripe A y van a ir corriendo al hospital a que les incoulen la vacuna cuando salga (juro por Dios que a mi no tocarán ni un puto pelo esos hipócritas de mierda), todos mordemos el anzuelo en un momento u otro, a todos nos estafan continuamente con los medios de comunicación.


La publicidad está llena de mensajes subliminales, igual que los telediarios, periódicos, diarios digitales, etc. Yo he optado por la rebeldía. He optado por no creerme nada. Los prejuicios que tenemos, los rasgos culturales de los que nos sentimos tan orgullosos, nuestros hábitos, nuestras aficiones, coño, icluso éstas palabras han sido previamente manipuladas y puestas en mi cerebro por el Gran Hermano. Decidid lo que queréis hacer. Jamás podréis escapar del dogma social que nos rodea, pero por lo menos podemos llevar la contraria a todo lo que nos ordenes desde las altas esferas, o podemos simplemente ignorarlos, que eso si que jode...

A palabras falsas, oídos sordos. Hasta mañana.

5 comentarios:

PrrrK_03 dijo...

¡Dí que sí! Yo prefiero que me llamen loco psicópata antisocial friki antes que ser un borrego, igual que los demás. Y lo mejor es que, cuando te han dicho esas 4 palabrejas juntas (loco psicópata antisocial friki), es porque has alcanzado tu objetivo (y hablo usando experiencias personales empíricas, ojo).

Por cierto, y tan largo que decías que iba a ser el artículo y te ha salido una caquita ridícula. ¿Dónde está el Ximi que escribía artículos de Wikipedia en Memorias Punk? Éso sí que eran señores artículos: http://blogdeximi.blogspot.com/2009/02/memorias-punk-skinheads.html

Ximi dijo...

No es más largo, sólo tiene más fotos y están centradas... Juajuajuaaa! Te has fijado en lo que yo quería que te fijaras! Ya estoy sólo a unos pasos de ser uno de "ELLOS"...

Por cierto, majo, estás un poco tacapelotas, no? A ver si voy a tener que ir a hacerte una visita amistosa (o en su defecto a partirte la puta cara).

Y iba a ser más largo, la verdad, pero si te fijas en el título, este artículo iba a tratar en un primer momento sobre lo mal qe me sentía con mi entorno y un poco de blablabla autocompasivo... No sé cómo cojone he llegado a escribir esto...

En fin, soy asín, que le vamos a hacer...

Nimendil dijo...

De acuerdo contigo, Ximi.

PrrrK_03 dijo...

Por cierto, majo, estás un poco tacapelotas, no? A ver si voy a tener que ir a hacerte una visita amistosa (o en su defecto a partirte la puta cara).

No sé tío, últimamente me encuentro más troll que de costumbre, debe ser la cosechaza que nos ha salido éste año. Además, por anteriores experiencias, me he dado cuenta de que si te tocan los cojones te salen unos artículo cojonudísimos (valga la redundancia).




PD: Menuda mierda de blog, jkejkejkekjjkekjejke

Jeral dijo...

Pero si todo esmentira, incluso tus palabras y todo lo que pensamos ha sido previamente inoculado en nuestras mentes, la rebeldía tampoco es verdadera, es ólo un producto más de consumo para los que supuestamente resistimos el stablishment nos sintamos bien, tranquilos y reconfortados en nuestro tocapelotismo. Es un círculo vicioso interminable, la serpiente que se come su propia cola.

Al final, son los hombrecitos azules de la dimensión paralela los que controlan todo. ¡¡Putos pitufos hiper-evolucionados!!