lunes, 21 de diciembre de 2009

A GOLPE DE DUOMO

Muy buenas, frikis pelasillas, por lo visto volvemos a la actividad normal del blog y lo vamos a hacer con un post que hace apología de la violencia, como no.


Los que me conocen personalmente saben que yo soy un tipo muy pacífico, en mi vida me he visto envuelto en muy pocas peleas, aunque todas las he ganado yo (y sólo he dado una hostia entre todas... Bueno, puede que dos). Digamos que no soy muy amigo de la violencia como medio para resolver conflictos, así que suelo recurrir más al sarcasmo o directamente a la descalificación verbal (no tengo ningún problema para eso).

El caso es que durante la semana pasada (no veas que semana me he perdido) le partieron la cara al Berluscoñi con un Duomo mientras salía de la panadería o no se que mierda, y el mundo "libre" se ha llevado las manos a la cabeza condenando este acto de barbarie y esta aberración.

No se puede ir por la vida pegando a los líderes del mundo, ese no es el modo, hay que dialogar... Bueno, pues os voy a dar mis argumentos para el diálogo.

Creo que este hombre ha robado millones y millones a sus compatriotas, ha cometido delitos de extorsión, manipulación de la información, tráfico de influencias, monopolio, abuso de menores, malversación de fondos del estado, y una gran lista. Sabemos también que este tipo se está hartando a firmar leyes xenófobas, que está dando su beneplácito a los hijos de puta esos que van quemando campamentos gitanos o que tiene control casi absoluto sobre los medios de comunicación de su país.


Pero los más escamoso de todo es que ha aprobado una ley que hace que los procesos legales tarden más en resolverse (no me preguntéis como va el tema porque no tengo ni zorra) y así salvar el culo (ya que ha perdido la inmunidad que se puso él mismo por orden judicial), pero perjudicando a todo el proceso judicial del país.

Estamos hablando de un tío que ha hecho todo este y no puede sufrir consecuencias, de un criminal (de los de verdad, no de los de postín) que no va a pagar su deuda con la sociedada (puaj) y que no va a ser castigado por nadie.

Si nos acordamos del zapatazo fallido a Bush y pensamos en las gilipolleces que se dijeron sobre el respeto, el diálogo y todas esas mierdas, y te acordabas de los manifestantes a las puertas de la casa blanca siendo totalmente ignorados, te acuerdas de las mentiras, te acuerdas de los muertos, de las leyes fascistas y de la demagogia barata. Piensas: "Coño, ése tío ha condenado a muerte de forma injusta a miles de personas en ése país... Digo yo que bien merece un zapatazo enmedio de la cara"... Parece que no sea tanto un castigo para él como un premio para el agresor. Si pudiera, yo mismo le daría un zapatazo, yo mismo le hubiera partido la cara a Berluscoñi, porque, cojones, si no lo hace ese hombre, quién lo hubiera hecho?



"¿Te parecería bien que todo el mundo empezara a pegar a los políticos?" Me preguntó mi madre ayer cuando discutíamos sobre el asunto (ella está totalmente en contra de cualquier manifestación de violencia). Yo creo que no está bien ir por ahí pegando a la gente por tener otras opiniones,la agresión a causa de la ideología la condenaré siempre, pero creo que ya está bien de que nos roben y se aprovechen de nosotros sin recibir castigo, y si en mi ciudad se demostrara que el alcalde ha malversado fondos, yo sería el primero en unirme a la muchdumbre para molerlo a pedradas. Porque toda acción tiene una reacción, y nadie es inmune a eso.

Además lo hizo con un Duomo, que es muy patriótico...

6 comentarios:

Goku_Junior dijo...

Mi opinión:
http://ohhh-my-god.blogspot.com/2009/12/zas-en-toda-la-boca.html

Tampoco estoy a favor de la violencia así como así, pero hay gentuza que se merece esto y mucho más (Bush, Aznar, el papa nazi,... etc).

PrrrK_03 dijo...

Una no, se merecía dos hostias bien dadas.

Álex Esteve dijo...

Una hostia no. ¡Lo que se ha de hacer es sacrificarlo a Odín!

Peter Parker dijo...

Yo tampoco soy muy partidario de la violencia, pero ¡qué pijo! ¡en estos casos haría una excepción!

Jeral dijo...

Se la merecía. Nadie es partidario de la violencia, pero es el único idioma que entiende mucha gente.

Si el que le pegó hubiera estado vestido de Batman, sería mi nuevo ídolo.

Lograi el Luciérnago dijo...

Es lo que me gusta de Milán: su catedral está llena de picos. ¿Os imagináis que eso pasa en Barcelona...?