martes, 26 de enero de 2010

CLASES DE PROTOCOLO DE TITO XIMI: SU PRIMERA VEZ (LA DE ELLA)

La organización recuerda a los lectores del Blog de Ximi que todo esto es ficción y no debe ser tomado en serio. ¿De verdad os creíais que una organización como la Iglesia católica pude existir de verdad? ¿O Bush? Por dios, no podéis hablar en serio. Lo único real de verdad es el contenido de este post, así que despertad y aplicadlo, pero no me hagáis responsable de mis actos o mis palabras, que me cabreo.

La última clase de protocolo hablaba de vuestra primera vez, pero era sólo la punta del iceberg, ya que, aunque vosotros no lo sepáis, a veces el sexo puede practicarse con alguien más que con vuestra mano, y no me refiero a una linterna masturbadora, me refiero a otra persona. Hoy os explicaré como debéis comportaros en el hipotético caso en el que tuvierais la poco probable ocasión de mantener relaciones íntimas con alguien de vuestra misma especie y fuera la primera vez de ésta, ya que esta clase va para aquellos que pretendan joder con una dama.

  1. Lo primero que hay que tener en cuenta es que para una mujer, mantener relaciones sexuales por primera vez puede ser dolorosa, aunque no creo que sea el caso tratándose de vosotros, frikis pichaflojas, así que lo que tenéis que hacer es darle abundantes calmantes (a poder ser opiáceos como el prozac, el valium o la vicodina) de forma disimulada, tal vez mezclados en una coca cola o dentro de una hamburguesa. Así todo le resultará más facil, además, multiplicará por tres vuestras oportunidades de mojar.

  2. Una vez establecido el vínculo hay que dejar claro que es posible que haya cosas que no quiera hacer (como hacer un trío con otra tía o meterse un mapache por el culo). La ley no escrita de los polvos dicta que todo aquello que no se haya hablado antes del coito está permitido, así que desmelenaros, chicos, ya que si no ha manifestado antes su negativa a hacer según qué, podéis hacer lo que os salga de la polla, y nunca mejor dicho.

  3. Es bien sabido por todos lo guarras que son las mujeres en la cama. Por eso es importante que la primera vez les guste mucho y quieran repetir (aunque provablemente no con vosotros, tíos feos), por eso os animo a utilizar lenguaje soez, decir cosas como "Cómeme el rabo, perra" o "Bébe mi orina, furcia", y sobretodo a golpear a vuestra cónyugue hasta dejarla más roja que Bakunin. El fetichismo es lo más inn del momento, y no hay nada como una fusta xxl con clavos oxidados para animar bien el cotarro.

  4. Como todos los grandes momentos, nuestra primera vez es algo que no relutará fácil olvidar, y por eso os insto a colocar un par de cámaras ocultas en la habitación en la que se vaya a celebrar la iniciación de vuestra pareja (o rehén), así podréis colgar en internet el resultado de su primera vez para que todo el mundo vea lo bien que lo pasó. Ella os lo agradecerá con una mamada (deep thoat, por supuesto) y a mí podéis mandármelo también para que os evalúe.

  5. Por último, quería señalar que muchas veces, sin darnos cuenta imitamos a los animales cuando estamos en la cama. Eso es debido a que el acto sexual es la forma de expresión más primaria del ser humano, y por tanto recurrimos a nuestros más bajos instintos. Por eso nadie os culpará si depués de coito le arrancáis la cabeza a vuestra pareja y os la coméis. Yo lo hago y mola bastante (tango un cámping gas debajo del somier).
Espero que estos consejos tan acertados os hayan servido u os sirvan algún día, cuando la raza humana viva bajo tierra y nos hayamos quedado todos ciegos. Hasta mañana, pringáos.

2 comentarios:

Goku_Junior dijo...

"decir cosas como "Cómeme el rabo, perra" o "Bébe mi orina, furcia", y sobretodo a golpear a vuestra cónyugue hasta dejarla más roja que Bakunin"

Tu si que sabes lo que una mujer necesita!

Anónimo dijo...

酒店經紀 酒店兼職
台北酒店 打工兼職 酒店應徵
酒店打工
酒店 酒店PT 酒店上班 酒店兼差 禮服酒店