martes, 2 de febrero de 2010

CANCIONES QUE MOLAN: BUENO, PERO NO EMPECEMOS A CHUPARNOS LAS POLLAS TODAVÍA (SINIESTRO TOTAL)

Hoy os traigo la primera aportación de Siniestro Total (como ya sabéis, mi grupo favorito) a la sección Canciones que molan. Esto se debe a que son tantas las canciones de Siniestro que molan que no sabía cual poner primero. Hoy he decidido que cualquiera vale, y por eso he elegido esta, que ha sido la primera de la que me he acordado y además también vale como friki hit, ya que es una clara alusión a Pulp Fiction.

Esta canción tiene un defecto (o una virtud) que tienen muchísimas canciones del grupo vigués y es que jamás veréis claro de qué cojones habla. Dice muchas cosas, y está claro que las dice muy bien, pero es cada uno el que interpreta las palabras. Puede que esté habando de la película de Tarantino a la que hace referencia. Podría ser también que hablara de una puta, un político... Cualquier cosa, vaya. Así que sentaos, escuchad y sed coherentes con vuestras propias conclusiones. Si un día vuelvo a ver a Julián Hernández en persona tal vez le pregunte que carallo quería decir con esta canción, que aún sin saber de qué trata, es muy, muy, muy, muy buena. Y mola, por supuesto.



Yo siempre miento y siempre tengo razón
y un pequeño defecto al hablar
porque el orgullo sólo me hace daño
y no me ayuda en esta prueba moral.
Y tú que eres una estrella del rock
y yo que vengo moqueando humillación
dime si acaso no subimos para abajo,
así que un poco más de consideración.
Pero, eso sí, tengo que reconocer
que no puedo creer que sea el mismo coche que ayer.
Bueno, bueno, vale, bueno.
Bueno, vale, pero…
no empecemos a chuparnos
las pollas todavía.

Tú que simpatizas con nuestro dilema
y que tienes tus momentos de claridad
tu verborrea se queda en el desagüe
y así se pierde tu miserable bienestar.
No hablarás con nadie de esto
quédate lejos de este valle de oscuridad.
Y procura no seguir estos consejos
que todo lo que empieza suele acabar mal.
Pero, eso sí, tengo que reconocer
que no puedo creer que sea el mismo coche que ayer.

En Ezequiel 25:17 dice
que te disequen empleando un soplete.
Y en Ezequiel 25:16 que
el vino tiene dos formas de envejecer.

1 comentario:

Guybrush dijo...

Pero eso sí, tengo que reconocer que no puedo creer que sea el mismo coche que ayeeeeeeeeeeeeeeer!