martes, 9 de marzo de 2010

SEMANA DE LA MUJER: QUÍTATE ESE TRAPO DE LA CABEZA...

Bueno, frikis lapidacorchos, hoy vamos a hablar de un tema que, relacionado con la temática de esta semana sigue manteniendo una penosa actualidad: Vamos a hablar de islamismo.

Todas las religiones tienden a ser machistas, es lo que tiene que hayan sido creadas por hombres... Dios es un hombre, la mujer tienta, el héroe es un hombre, salva a mujeres... Una mierda anticuda, vamos. Todo el mundo sabe que si hoy, a tu historia no integras un negro y una tetona, no te comes un rosco. En fin, que el islamismo se lleva el oro, la plata y el bronce.

Ahora voy a poner el control de errores, diciendo que no es el islámico el que es machista (aunque en su mayoría hayan sido educados y manipulados para serlo), el Corán no es machista (siempre y cuando no se interprete de esa forma), pero que la religión sigue siendo mala y una traba a la igualdad entre mujeres y hombres.

De todas formas, Alá me la trae floja, a mí lo que me interesa es el tema del shadoq (¿se escribe asín?) y el burka.

Ya sabéis que yo, por norma estoy en contra de cualquier símbolo religioso. No creo que nadie tenga que ir predicando por ahí lo santo que es, a quién vota o en qué dios cree. Me parece de presuntuosos lucir grandes cruces de oro, al igual qu eme resulta presuntuoso el vestir una chilaba y unas babuchas sólo por ser musulmán (o un tipo de naranja y rapado al cero, aunque éste bien podría ser un poligonero). Así que estoy en contra de el uso de pañuelos para la mujer.

Luego está el tema del por qué lo llevan. Por algún motivo, todo el pueblo musulman se ha dejado convencer de que dios, que no tiene nada mejor que hacer, quiere que todasl as mujeres se tapen para que los hombres no las puedan mirar. Si ya es de idiotas creer en la magia, creer que el gran mago quiere que te cubras (así, por capricho) es el súmum de la idiotez (igual que pensar que no quiere que comas cerdo, bebas alcohol o comas carne los viernes).

De ahí ya saltamos al tema de siempre. Éste es un tema muy controvertido y a mí me causa un conflicto ético pra el que no hallo solución:

No voy a tolerar que a nadie se le imponga una religión, un modo de vida, una opinión, una forma de vestir, de pensar, de hablar. No voy a tolerar que se menosprecie a nadie por el mero hecho de ser mujer. No voy a tolerar que se veje a una mujer por rebelarse ante el poder patriarcal que ejercen los hombres... Pero, por ota parte, yo no soy nadie para decir qué tiene que llevar la gente en la cabeza.

Parece una gilipollez, pero yo, que soy el tipo más intolerante del mundo en lo que a la religión se refiere, jamás optaría por prohibirla porque creo que se trata de una decisión personal el seguir en el engaño, aunque crea que es una decisión equivocada.

Si le preguntas a una mujer con shadoq o burka, ésta te dirá que lo lleva porque quiere. No podemos decir nada si ésta es su respuesta, aunque no sea cierta, y es que, ¿qué derecho tenemos a imponer nuestra opinión a nadie? Ninguna, aunque sepamos a ciencia cierta que sería mejor si lo hiciéramos (más que nada porque hay algien convencido de que si te impone lo contrario el mundo será un lugar mejor, aunque por desgracia éste probablemente sí que te impondría su modo de vida si pudiera).

Yo creo en la libre elección de todo. Creo en la libre elección del aborto, creo en la libre elección de la eutanasia y desde luego creo que si alguien quiere llevar un pañuelo, un burka o una polla en la cabeza, debe poder hacelo, aunque me joda.

Otro tema son las escuelas y los lugares de trabajo. Yo no querría que me atendiera una médica con pañuelo, porque si antepone su religión a las normas sociales básicas de comportamiento e higiéne, qué no le va a impedir parar una operación a mitad y ponerse a rezar en el quirófano...

En la escuela no se deben mostrar símbolos religiosos, ni pañuelos, ni cruces, ni cuadros de la Virgen, ni reresentaciones de Buda, Vishnu, el espagueti monster volador o su puta madre, porque los niños son muy influenciables. Ya veréis como si se deja de poner y permitir símbolos religiosos en las escuelas, en dos generaciones se ha acabado el rollo éste del estado laico y pasamos a ser un estado ateo (ateo y con criterio).

De todas formas no lo olvidéis, el pañuelo es un símbolo represivo, es un emblema de la opresión y del autoritarismo que vivimos por culpa del poder. El pañuelo representa todo aquello a lo que las mujeres han estado limitadas. El burka nos recuerda que todavía son muchos los hombres que disponen lo que las mujeres pueden o no pueden hacer.

Nos recuerda que hay mujeres muy estúpidas, muy ingenuas, muy sumisas... Que nos hacen caso.

5 comentarios:

Goku_Junior dijo...

Todas las religiones son instrumentos para controlar a las masas. Tal vez algún día todos se den cuenta, o tal vez algún dia una guerra santa arrase con la humanidad (a lo Battle Star Gallactica, pero sin naves espaciales).

Peter Parker dijo...

A mi lo que me fastidia del tema es que recurren a que su religión se lo exigen, pero una mujer de otras creencias no puede recurrir a que su religión no lo hace si visita un pais musulmán.

Al final es haz lo que yo diga, en mi casa y en la tuya. ¿Las leyes humanas? ¿Que más dan, si Dios me ha dicho otra cosa? XD

Lograi el Luciérnago dijo...

La verdad es que el burka tiene su origen en poblaciones preislámicas del desierto, y tenía su utilidad entonces... que lo tenga ahora, es otro tema.
Lo del cerdo también empezó por una cuestión práctica (¿imaginas lo complicado que deber ser criar cerdos en el desierto?), pero también se descontroló al meter baza la religión.
Es como si vas a cruzar la autopista corriendo para ir al puti de enfrente, porque es el camino más corto, y un cura te dice que mejor que no cruces, porque te va a coger un coche, y a los dos mil años se queman putis porque va contra la ley de Dios...
Y el Corán no lo he leído, así que no sé hasta qué punto tiene que ver (la Biblia sí prohíbe explícitamente el cerdo y el marisco), pero aquí luego pasa como en todos lados. Que no importa lo que diga (o se supone que diga) tu dios. Al final, lo que va a importar es lo que diga el cura.

Jeral dijo...

Lo del cerdo y el marisco debió originarse también como una cuestión sanitaria, ya que son carnes que mal cocidas o mal conservadas transmiten enfermedades parasitarias y bacterianas. PEro como nadie sabía eso entonces, hale, a culpárselo al demonio y prohibirlas.

Pero ahora que existen las heladeras (y el pensamiento científico) es ridículo. Como la mayor parte de las prohibiciones religiosas.

Lograi el Luciérnago dijo...

Claro, Jeral... Y ahí tienes a Shei (Athor), que le gusta más el marisco que a mí el bacon xD