miércoles, 28 de abril de 2010

EL HONOR DEL FASCISTA

Una de las cosas que más me joden en este mundo es la doble moral de los medios de comunicación y de las personalidades influyentes, así como del populacho becerril que obedece lo que le dicen y no sólo se cree todas las necedades que oye, sinó que defiende la opinión que le mandan defender desde los estratos más despreciables de la sociedad. Un ejemplo claro es la sección Feas de este blog. Chicas que son más feas que el Gran Wyoming con una batería de coche enchufada por el ojete pero que por culpa de las tendencias que marcan los dichosos mass media son consideradas como auténticas bellezas por la masa (y no hablo de casos subjetivos, hablo de la puta Sarah Jessica Parker), pero estos días hemos visto otro penoso caso que se asemeja a lo que estoy hablando.

La semana pasada murió Samaranch. Este hombre fue presidente del Comité Olímpico Internacional y fue gracias a él que hubo olimpiadas en este país. No voy a extenderme detallando mi opinión sobre el tema, sólo diré que creo que el mundo sería un lugar mucho mejor sin el fanatismo que despiertan algunos deportes y que lo rápido que corra un senegalés nos tendría que sudar la polla a todos (al final, el mundo deportivo no es más que prensa rosa para hombres, mucho más retorcida en algunos casos, y que mientras los primeros tienen publicaciones semanales, los deportes tienen revistas dedicadas que son diarias), pero bueno. Hay quién dice que el tema de las olimpiadas fue muy beneficioso para Barcelona. Yo opino que los mendigos que fueron expulsados, las viviendas que fueron derribadas y los miles de millones que le costó al contribuyente construir un montón de pavellones, pistas de atlestismo y demás centros de ocio (es lo que son, no nos engañemos) no fueron mano de santo para según quién (aunque hubo quien se hizo muy rico con el tema). Pero tampoco es de esto de lo que quiero hablar.

Samaranch fué jugador de nosequé, trajo los juegos olímpicos a este país, promocionó BCN fuera de España, este hombre era un fascista.

Me parece vergonzoso que el mundo político y el ámbito público digua teniendo lugar para este tipo de elementos. gente que vivió muy bien durante el franquismo, gente partidaria de la represión, el control y la censura, gente que está de parte de los que asesinaron a miles y miles de ciudadanos que sólo querían ser libres (y quemar alguna que otra iglesia) o que tenían una opinión contraria al gran líder. Este señor fue un político importante en tiempos de franco y se le reconoce como alguien indispensable en la sociedad española.

Me resulta muy duro vivir en un país en el que nadie ha ido a la carcel por tener bajo un yugo de opresión a millones de personas, un país en el que los antiguos ministros de Franco son presidentes honoríficos de uno de los dos principales partidos democráticos envez de eestar pudriéndose en la trena o colgados de una farola con una soga del quince al cuello, pero me resulta aún más duro vivir en un mundo en el que se rinden homenajes a gente de esta calaña, y no sólo eso, el president de la Generalitat fué al entierro, el rey fue al entierro, cientos de personalidades políticas honraron la memoria de este fascista hijo de la gran puta.

Los periódicos de día siguiente dedicaban dossieres enteros a este hombre, que a parte de promocionar a unos garrulos que corren mucho, nadan muy rápido o saben botar muy bien una pelotita nadie sabe lo que hizo. Bueno, si, hizo el facha, que eso es lo que era, un sucio, apestoso y repugnante facha.

Estoy harto de que los medios conviertan a los verdugos en mártires, estoy hasta los mismísimos huevos de que se siga apoyando a gente que contribuyó con los crímenes del franquismo y con la disctadura, hasta la polla de que la opinión del jefe se convierta en la opinión del obrero.

Pensad, pensad, malditos, que lo que os den masticado va a ser, seguro, una puta mierda... Ah, y en la familia real son todos más feos que Picio, por mucho que se empeñen en decir lo contrario esos lameculos de la prensa rosa...


2 comentarios:

Sònia dijo...

Es una vergüenza rendir tributo a un fascista que lo único que hizo es saber ganar dinero después de que los suyos se hundieran... ¡Mierda de país!

Por cierto, ¿y qué me dices de la manipulación de Aguirre respecto al caso de Raúl Bravo? Si el que pega es de derechas no pasa nada, pero si el que mete es de izquierdas... ¡es un peligro para la sociedad!
¿Por qué cojones nadie le mete una bomba por el culo a esa mujer?

Goku_Junior dijo...

Joder, pues no sabía que el tio este había sido un importantisimo fachorra de paquito el dictador. Hasta qu eno salío en las noticias el otro día no sabía que este tio existia y me la suda.

Vivimos en un pais donde se esta juzgando al juez que quería investigar los crimenes del franquismo... en España la ley está hecha con el culo (osea es una mierda). Parece que para tener justicia más de uno tendría que liarse a tiros.