martes, 27 de abril de 2010

POR NO DESAPROVECHARLO...

Ayer escribí esto en un grupo del Facebook llamado ¡Ánimo sacerdotes!, sólo quería compartirlo con vosotros, ya os diré si algún memo corto de entendederas lo intenta rebatir...

"Si existiera una empresa en la que el máximo dirigente (y sus predecesores), así como gran parte de sus subalternos han permitido (incluso perpetrado) delitos tan graves como la violación o el abuso de menores dentro de sus filas, si han tapado de forma reiterada los rastros legales de estas acciones, si existiera una empresa que mantiene en nómina a trabajadores que violan a niños en horario de oficina (incluso en sus mismas instalaciones), si estos casos fueran miles, esta empresa no sólo sería clausurada, sinó que todos los trabajadores y directivos implicados irían a la carcel, probablemente de por vida. Esta empresa existe, es la mayos accionista de Nestlé y tiene su propio país. Tiene su sede en un estado gobernado por un clérigo que no ha sido elegido por el pueblo y que tiene un cargo vitalicio (lo que se llama una dictadura) y que, al parecer está exento de cumplir la ley (aunque sea la de Dios).

Esta empresa es la Iglesia católica, y creo que se os tendría que caer la cara de vergüenza al calumniar de esta forma a los medios de comunicación, que aunque no sean santo de mi devoción ni mucho menos, todos sabemos que no dan ni un dato negativo de este lobby religioso a no ser que esté comprobado. La demagogia no es defensa ante acusaciones tan graves como éstas.

El mundo debería exigir la clausura inmediata de la Iglesia católica, porque además de no aportar nada al cristiano (que no necesita que un anciano le diga lo que tiene que pensar ni mucho menos), ha cometido más crímenes contra la humanidad que cualquier dictadura, ejército o supervillano de opereta en toda la historia (hablo de las mentiras sobre la masturbación, las calumnis sobre los preservativos, la homobofia, la misoginia, la Inquisición, las cruzadas, el apoyo al fascismo español (y tantos otros), el abuso de menores, la ocultación de textos antiguos para su propio benefcio y una larga lista de atrocidades que hacen de este mundo un lugar en el que no apetece vivir).

Disculpad mi tono de crispación. Sólo es porque me parece un tema muy serio como para que os lo teméis como un ataque personal hacia vuestra fe o vuestro credo. Se trata de la violación de miles de niños y niñas. No es algo por lo que haga falta dicutir demasiado.

Espero que entréis en razón."
El grupo es este

2 comentarios:

Goku_Junior dijo...

Te habrás quedao agusto! pobres curas... que culpa tienen ellos si les ponen el dulce delante de ellos, la culpa es del demonio, de los gays, de los videojuegos o de la musica heavy, pero no de los curas y el (para nada perjudicial para la salud) celibato.

Lograi el Luciérnago dijo...

Te equivocas, Goku... La culpa es de los padres, que los visten como monaguillos.