miércoles, 14 de julio de 2010

A LA ATENCIÓN DEL CARTERO...

1 comentario:

Peter Parker dijo...

Yo soy cartero, y a veces a quien habria que despedir es al cliente, culpable casi en la mayoria de las veces de que la carta no llegue (buzones sin dirección, o con la del anterior residente, datos erróneos,...). Pero es equivocarte tú, y parece que es el fin del mundo. Si yo hiciera lo mismo que esta persona con los clientes, me faltaba papel.

Sobre el tema en concreto, si la carta va al 7º A, pero no lo hay... ¿que culpa tiene el cartero? La carta va dirigida a esa dirección, y muchas veces se deja por si hay una errata en la misma, e igual si que es (lo cual es muy habitual). Otra cosa sería que el cartero en cuestión sea un manta, que haberlos hailos (y conozco alguno).