jueves, 29 de julio de 2010

ODIO! ANTICATALANISMO (PUNTO PELOTA)

Desde finales del 2009 se ha masticado en este blog un polémico post que escribí sobre el anticatalanismo, cada vez más patente en España; más tarde hice un post sobre algunos de los comentarios que había recibido y dejé pendiente uno sobre un megacomentario que dejó Luciérnago tocándome los huevecillos diciendo una sarta de gilipolleces. El comentario de Luciérnago no lo voy a responder, entre otras cosas porque me parece una soberana tontería meterme en estos fregaos meses después de que lo dejara (lo siento, perdiste tu minuto de gloria, macho), y entre otras porque me gustaré dejar el tema un poco zanjadito para no tener que volver a nombrarlo más (de no ser necesario). Vamos allá:

Supongo que todos habréis oído hablar en los medios de comunicación de todo el tema este de que el Tribunal Constitucional ha tachado un huevo de artículos del Estatut aprobado democráticamente (aunque fueran a votar el Carod Rovira, yo y dos perros muertos), dejando intacto, curiosamente, el que define el territorio catalán como nación, pero no me voy a centrar en eso... El día antes de que un montón de subnormales entre los que intuyo, vais a estar alguno de vosotros fieles lectores, se pusieran a dar brincos como mongolos dirigidos después de que unos cuantos millonarios ganaran 600.000€ más para comprarse un par de Ferraris y una mansión para su abuela ganando un torneo de algún deporte estúpido y los mismos primates que gritaron con el triunfo de esos analfabetos salieran a la calle con banderas nacionales a gritar "¡¡YO ZOY EPAÑOL, EPAÑOL, EPAÑOLLL!!" Haciendo parecer que, de nuevo, este país esperaba la aparición de un dictador al cual se recibía exactamente de la misma forma en las plazas de los pueblos, hubo una manifestación en Barcelona. Antes de que alguien pretenda desmentir nada de lo que diga voy a señalar que yo asistí a esa manifestación, así que estuve allí y sé de lo que hablo. Esa manifestación estaba dedicada, en un principio a protestar contra la injusta decisión del TC de censurar algunos párrafos del Estatut. Cuando llegué allí junto a Sònia, me encontré con algo muy distinto:

Más de un millón de catalanes y residentes en Cataluña estaban reclamando la independencia de España. En un principio debo decir (y aún me dura un poco) que me cabree y me sentí timado. Yo no había ido a eso y desde luego no iba a canturrear las consignas nacionalistas en contra de las cuales me posiciono, pero sin duda tengo que reconocer que eso podía conmover a cualquiera.

Pensad que en Cataluña hay algo más de ocho millones de habitantes, y en esa manifestación había entre 1.100.000 que dijo la policía y 1.500.000 que dijo la organización (bueno, y los 56.000 que dijeron los de Lince, una empresa que cobraba por contar a los asistentes que decidió tomar las fotos de referencia dos horas después de la hora a la que empezó la mani en el punto de inicio de ésta). Solo de imaginar que eso representaba más de una octava parte de los habitantes de mi comunidad se me hizo el culo pepsicola.

En este país hay una gran cantidad de idiotas que creen que la democracia es un sistema justo y que funciona (hablamos de un sistema que se sustenta en la parcialidad y en la falacia de que la mayoría tiene la razón) y que se declaran férreos defensores. Pues bien, pensad, garrulos, si en una manifestación en una ciudad (en sábado, con un calor de tres pares de cojones que te entraban ganas de salir pitando y meterte en un bar) se congrega tal cantidad de personas, imaginad lo que harían unas elecciones. Acojonados están, los defensores de la libertad y el sufragio...

Pero bueno, todo esto viene al tema de que continuamente sale el tema del nacionalismo catalán como una quimera a la que hay que eliminar, y aunque no falta parte de razón en esa afirmación (sigo creyendo que el nacionalismo es para los fachas y los borregos) sigo diciendo que no puede ser el trato que se le da a este fragmento de la geografía española.

En posts anteriores se ha hablado de geografía y de historia. A mí me la pela. Está muy bien conocer el pasado, pero eso no sirve de absolutamente nada excepto para lamentarse de los errores. Yo sé lo que pasa HOY y me interesa lo que va a pasar MAÑANA y eso es incondicional a cualquier situación dada hace dos, treinta, novecientos o tres mil millones de años. Yo lo que sé es que hoy, para una gran parte de la población de este país que, reconozcámoslo, es una puta mierda aunque nos hayan convencido de lo contrario, cree que si vienen de turismo a nuestra tierra no van a poder hablar su idioma (y el nuestro). Cataluña se enorgullece de ser bilingüe, es una de las enormes ventajas que tenemos en nuestra vida, joder, ojalá supiéramos hablar también euskera, aragonés, asturiano y gallego... Pero tened clara una cosa, si venís aquí y preguntáis en castellano, se os va a contestar en castellano. Luciérnago dice que a él le ha pasado lo contrario. Pues bien, te voy a decir que en tu querida Andalucía me han insultado por hablar en mi idioma, y en Madrid, y en Castilla León, y en Cantabria. Ya estoy hasta los cojones de que se discrimine a los inocentes por pecados que no han cometido. Pues te lo digo desde ya: a partir de ahora mi postura va a ser que en el resto de España se prohibe hablar catalán. ¿Cómo te quedas?

No se puede generalizar en ningún tema (bueno, podemos decir que todos los nazis son tontos del culo, pero eso no cuenta) y es de estúpidos crear un problema de un simple conflicto aislado. Esas personas que hablan en catalán cuando se les pregunta en castellano pueden responder a uno de los tres perfiles siguientes:

  1. No sabe hablar castellano.
  2. Es gilipollas y un mal educado.
  3. Está hasta los cojones de que en España de nos culpe de separatistas siendo ellos lo que nos distinguen del resto de las comunidades autónomas con términos ofensivos, con generalizaciones denigrantes y con tópico hirientes (y no me refiero al de que somos tacaños) y ha decidido que, ya que no ve una solución inminente al problema, independizarse por su cuenta y sudar de los españoles que vengan a visitarnos a nuestras tierras. Una posición que no comparto en absoluto, pero que podría llegar a comprender.
Un imbécil me dejó un enlace a su blog, titulado "POR QUE ODIAMOS A LOS CATALANES?", que encontré muy desagradable y tendencioso, así como falaz y digno de un aborto cerebral, y que os remito para que veáis a que clase de insultos y acusaciones tenemos que enfrentarnos en nuestro día a día y con los que tenemos que mordernos el labio.

Se nos ha acusado de levantar muros. Bien, no os equivoquéis, los muros los han levantado los comentarios negativos hacia problemas que antes no existían, os han levantado las falsas acusaciones, las estúpidas polémicas y las mentiras de los fascistas que el tumulto se cree sin dudar. Los han levantado los mass media, que difunden toda la mierda partidista que pueden y más, y las habéis levantado vosotros, pueblo, cerrando los ojos a una verdad que podéis comprobar visitándonos cuando queráis (excepto Luciérnago, que por lo visto se ha encontrado con todos los catalanes gilipuertas del censo).

Las fronteras están abiertas.

Ah, y una cosa más, lo comento porque Luciérnago lo decía en uno de sus comentarios y es algo que no puedo tolerar. Veréis, mi ciudad, hace muchos años se llamaba Lleida, no tenía ningún otro nombre, lo que pasa es que tras ganar una guerra civil, cierto tirano fascista decidió putear a aquellos que le habían dado guerra y cambió el nombre de la ciudad castellanizándolo, durante el tiempo que duró la dictadura, el nombre oficial de la ciudad fue Lérida, nombre que, dejó de existir, por suerte hace mucho tiempo y que se ha eliminado de los documentos oficiales (por mucho que la RAE se empeñe en lo contrario). Si me voy a Euskadi no diré que me voy a las Vascongadas, así que los que somos de aquí agradeceríamos que no se relacionara el nombre de nuestra ciudad con elementos fascistas. Yo vivo en Lleida, y si perpetuáis el nombre que nos dio el dictador no hacéis más que preservar su memoria. Soy consciente de que la mayoría no conocíais este dato, pero que sepáis que Lérida no es la forma de decir Lleida en castellano.

Culmino con un tema de Ixo Rai!, grupo aragonés, cantado en catalán de la Franja (que es el territorio aragonés en el que todavía se habla un catalán muy característico y que hacen gala de una actitud que todos deberíamos tener para con el otro:


5 comentarios:

Goku_Junior dijo...

No te discutiré lo de los millonarios que se han hecho un poco más millonarios por ganar unos partidos de futbol. A mi no me gusta el futbol pero la mayoría de la gente que conozco sí, así que si les alegra que gane el equipo que representa nuestro pais pues por mi genial. Pero lo dicho, que esos hijos de puta ganen en un partido lo que pocas familias en un año me parece una de las mayores guarradas que existen en este mundo.

Con respecto al tema de nacionalismos, independentismos y gilipolleces variadas yo solo puedo decir que soy español, murciano, de mi pueblo y muchos más adjetivos que no definen por completo lo que mi persona es. Lo que me toca los cojones muchas veces es el rollo que se llevan algunos con "cataluña no es España" en plan como si fueran mejores o algo así, cosa que tambien pasa aquí con Cartagena con algunos gilipollas que dicen "Cartagena capital" o tonterias así (tendrás toda la historia que quieras pero Murcia te da cien vueltas como ciudad aunque en verano sea un puto horno).

Que siiii! que eres catalan y sabes hablar en español y catalan pues habla en el idioma que te sale de los cojones y quien te mire raro le mandas a paseo, que imbeciles los hay y habrá toa la vida. Joder.

Ah! y lo de los toros tambien me suda la poya, si no se puede hacer en cataluña y en otras comunidades es todo lo contrario. Me la pela. Estas cosas las tiene que votar el pueblo que pa eso vivimos en una democracia aunque como estamos comprobando por nuestros amigos zp y el barbas es una democracia de mierda.

ala, tochazo.

Álex Esteve dijo...

Yo amo Cataluña, soy catalán y me siento orgulloso de ello. Aun así tampoco tengo ningún problema en escribir en castellano, mi madre es castellano-parlante y yo soy bilingüe a todos los aspectos.

Yo podría considerarme independentista, cierto, pero más por estar hasta los huevos de la política española que por el querer levantar fronteras.

Realmente mi ideal político no encuentra cabida en ningún sistema gubernamental actual. Creo que el gobierno debe existir pero cuento más cerca del pueblo mejor. Así que esto también me lleva al independentismo, pero como paso intermedio.

Algún día resucitaré el blog y expondré estas cosas. Y lo haré en castellano, que pese a lo que muchos crean, aunque haya sido una lengua impuesta, hoy en día si que sirve de lengua de encuentro, y con cuanta más gente pueda comunicarme a la vez, mejor.

PD: Goku, me parece que el mío es más tocho

Álex Esteve dijo...

A, pues no xD

Lomlucagua dijo...

Pues... más o menos es lo de siempre por 4 garrulos que radicalizan la postura de otros 4, toda una comunidad se lleva la fama y la reputación, eso está pasando aquí en Galicia también, yo no creo que quiera la independencia (ya me dirás con los tíos que hay mandando quien coño quieren que gobierne en condiciones, si no dan hecho ni ahora xD)Pero tampoco quiero que me anden mareando como lo hacen ahora.

Están saliendo desde hace muchos años muchisimos gallegos cortos de miras que enseguida gritan independencia y lo primero que hacen es destruir el gallego, lo cierran tanto para diferenciarlo del castella no que ahora esto parece portugués ya (aunque yo entiendo de todo que apra algo vivo en la frontera con Portugal xD).

En fin, que aquí es raro que si hablas en castellano no te contesten en castellano, si hablas en gallego te contestarán en gallego y si vienen franceses, portugueses y alemanes nadie les hace ningún feo, salvo algún gilipollas como los que dices tú.

Yo soy bilingüe y si no llega a ser por eso, no tendría amigos catalanes, asturianos, andaluces y canarios..

Con todo esto lo unico que le puedo ver bueno a estos que tanto alboroto arman es que le meten presion a los de arriba(así lo quiero pensar) y quieras que no a mi me parece que siempre se nos tiene más en cuenta.

un saludo

. dijo...

Vivo en Gerona (o Girona,las dos formas de decirlo valen y me suda la polla el Estatut y el Tribunal Constitucional comprado que hay desde 1993),naci en Gerona.
He despedido a los 4 nazis que escupian y babeaban en mi empresa catalán y traían banderas nazis (ya sabeis cuales son; las de las estrellitas). A mi empresa de 1000 puestos de trabajo se viene a trabajar y a la vez si se puede a hacer amigos y no a traer basuras de banderas y a radicalizar con pintadas calana-nazis del tipo "oh que horror,pago IVA y soy oprimido" (no te jode,payaso/a... todos debemos ser sociedad y no sólo unos para pagar a los otros).

Cada dia somos más los empresarios que estamos hartos de los nazis y nos reunimos para desterrar a ese acervo de indeseables.