viernes, 13 de agosto de 2010

GOOD BYE LENIN

Saludos, frikis destilaorcos, hoy, con un sueño de la hostia, voy a contaros lo que me ha pasado hace unas horas cuando iba a ver a Sònia. Y es que no sé que cojones tengo que se me acercan todos los lunáticos que me ven por la calle...

Eran las dos menos cuarto de la madrugada y me dirigía a casa de Sònia. Mis padres acababan de volver de un viaje a China y me habían traído varios regalos, como una edición china en dos tomos y formato tía de El Loto azul, unos libros de viñetas de los 70, una gorra o un despertador con un Mao que mueve el puño (como mola), así que cuando lo tuve todo me fui a casa de mi chica para enseñárselo todo y ya llevaba medio camino cuando oí una voz de mujer.

Al otro lado de la calle vi a una mujer rubia que me hacía gestos, así que me paré en seco y vino hacia mí. Le pregunté que qué pasaba y empezó a explicármelo:

"Limones, tú poner limón en todo, comer limón con pez, comer limón, poco limón, con ensalada, tú..."

A esto yo le dije que no me estaba enterando de una puta mierda, así que ella me preguntó que qué idioma hablaba, yo le dije que español, me preguntó que si alemán, yo le dije que nein y ella me preguntó que si hablaba inglés, le dije que si, así que siguió hablando en SU español...

"Limones, tú poner limón en todo, comer limón con pez, comer limón, poco limón, con ensalada, tú comer limón con todo y yo comer limón con todo. Yo tengo hermano que decir mí... Yo antes pesar 90... 90... 98 kilos, ¿tú creer mi?"

"Claro, claro, mujer" dije yo, y entonces me dio la mano en señal de acuerdo, yo estaba flipando, no sabía qué cojones quería esa mujer y la situación se estaba alargando, pero la verdad es que tenía curiosidad, así que la dejé seguir con su monólogo:

"Yo 98 kilos, tú crees mí, yo 98 kilos, y ahora... ¿Soy buena, no?"

Mientras se pasaba las manos por las caderas,yo intentaba pensando una forma de enviarla a la mierda sin que sacara un arma y me encañonara, así que le dije que no estaba mal y me reí. Yo ya empezaba a estar un poco hasta los cojones de la situación así que le pregunté que qué coño quería.

"Yo querer marcha contigo..."

Debo reconocer que, aunque esperaba algo parecido, no me esperaba tanta sinceridad, así que le dije que tenía prisa. Me agarró del brazo y me dijo:

"Yo querer que tú venir conmigo a Alemania a mi casa y así ver cosas"

Todo esto mientras me ponía ojitos y se tambaleaba. Yo le dije que tenía aquí mi casa, mis amigos y mi novia (haciendo hincapié en lo de la NOVIA) y ella me dijo que bah, que allí ella tenía familia y que eran muy buena gente y que yo tendría que ir con ella, además, Alemania es muy bonita y así la veo.

Yo le expliqué que, aunque en Alemania no he estado, yo viajo mucho, que este verano había estado en Grecia y en Turquía, que a lo mejor el año que viene iba a Alemania.

"Bueh, a alemanes no gustar Turquía, ellos tener otra religión y eso no gustar alemanes"

Yo le dije que suponía que cada alemán pensaba de una forma distinta y ella me espetó que no, que todos lo dicen pero que al final piensan igual que ella, y que allí no querían musulmanes.

Eso se estaba empezando a parecer demasiado a la Alemania nazi, así que le dije que tenía prisa y que me iba a pirar de allí, ella me preguntó si era seguro que no podía ir de marcha con ella, le dije que no y me quería dar dos besos. Cedí, así que me dió un beso en la mejilla izquierda, uno en la derecha y otro en la izquierda porque desvié la cara a tiempo para evitar el beso que me iba a plantar en la boca.

Llegué con Sònia y se lo conté, se rió un rato de mí y llegó a la conclusión de que esa alemana se me había acercado por un motivo. Creo que tiene razón, pues no me dí cuanta hasta que me lo dijo, de que llevaba una gorra del régimen comunista chino. Esa chica debía ser de la Alemania oriental y al ver mi gorra le debí resultar familiar. Nunca sabré si se había drogado (espero que sí), pero por lo menos me ha servido para contároslo.

Lo dicho, si sois gente extraña, aquí estoy para que me contéis vuestra vida...

2 comentarios:

Daniel Egido dijo...

jajajaja
Me ha divertido mucho la historia, muy buena.
Con estas aventuras no te aburrirás ;)

Saludos.

Anónimo dijo...

deu meu tio
quin xou!
ja contaras mes en persona! xD