miércoles, 8 de septiembre de 2010

ODIO! NO ME HALAGUES

Por lo general no hago reflexiones públicas de los comentarios que recibo en el blog, pero ayer recibí uno que me llamó la atención de nuestro nuevo asiduo Álvaro:

Hola Ximichangas. Mira, hijo de puta, estoy totalmente de acuerdo contigo. Yo también he tenido que romper hace años una relación de amistad con el que yo concideraba mi "mejor amigo". Y fue justamente por lo que tú hablas, cambiar. Él cambió (yo también cambié), y yo no quería de amigo a alguien como la persona en que él se había convertido. Y creo que va mas allá de decir: "bueno, pero es mi amigo y lo aguantaré pase lo que pase"; algunas veces las personas cambian para mal, y si seguimos al lado de alguien así, también nos hace mal a nosotros.
A mí también me molesta cuando alguien me halaga alguna virtud, en gran parete porque soy muy autocrítico y no concidero que tengo nada de bueno, sino que estoy en plena autosuperación y no merezco que alguien venga a decirme que soy bueno en algo.
Sólo eso Ximitarra,nos vemos, amigos para siempre tu y yo ¿Ok?
Nunca cambies.

No, no voy a comentar las reiteradas faltas de respeto hacia mi persona cometidas por este novato (que probablemente no conozca las normas, así que lo pasaré por alto... por ahora), lo que ha llamado mi atención es lo de que no le gusta recibir halagos. Creo que no me he expresado con suficiente propiedad, veréis, a mí me encanta que me halaguen y me hagan cumplidos (como a casi todo el mundo, opino), pero sólo y sólo si las propiedades que se me atribuyen hacen honor a la verdad. Soy un ser humano consciente de mis limitaciones, de mis valores, mis defectos y mis virtudes.

Si me viene un gilipollas y me dice "Jo, tío, estás hecho un pincel" lo voy a enviar a tomar por culo porque soy consciente de que peso más de cien kilos. No me gustan los lameculos ni los chupapollas, pero si alguien viene y me dice "Jo, macho, ese post que has escrito sobre la política alrededor de los alimentos macrobióticos es cojonudo, me ha inspirado para cambiar mi vida y ser mejor persona", pues bienvenido sea, si esa es su opinión la voy a respetar tanto como si me dijera que me odia por lo que he dicho y que va a evitar que tenga descendencia cortándome los testículos. La diferencia fundamental es que uno me va a levantar el ánimo y el otro me va a sentar como una patada en los huevos, pero los dos me son de mucha utilidad, el uno para decirme por qué camino debo ir y el otro para señalarme un posible error.

Vivo de mi ego, cuanto más hinchado esté, mejor para mí. Sé que soy bueno en algunas cosas, la única diferencia entre mi actitud y la de mucha gente es la actitud que adopto al respecto. Si hay algo que me jode más que un pelota es una persona que hace uso de la falsa modestia. Odio quién se infravalora sólo para mostrarse humilde. La hipocresía es uno de los males más grandes de la humanidad, y a parte de sudarme el cimbel, la del prójimo me hace sentir náuseas.

Eso es todo, ahora, a hincharme el ego, hijos de puta.

4 comentarios:

Lomlucagua dijo...

Jo, macho, este post que has escrito sobre que te guste que te halaguen siempre que se merezca es cojonudo, me ha inspirado para cambiar mi vida y ser mejor persona, bueno tanto no, pero es una verdad como una casa. A mí me pasa igual xD

Alvaro dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alvaro dijo...

Primero que nada quiero pedirte que por favor no me prohibas al entrada a tu blog Ximi, prometo que me portaré bien.
Lo que has dicho de mí, indirectamente, me ha tocado un poquitín los huevos y siento como si tuviera pegado un caramelo en esas partes que me está embarrando todo.
Reconozco que he exagerado al decir que concidero que no tengo nada bueno; si así fuera hace mucho que estaría six feet under ground, nadie puede sobrevivir sin tener algo de bueno, algo útil. En un acto de evolución personal (sino es eso no sé para que otra estamso aquí, en el blog de Ximi y en este universo) cambiaré mi percepción personal de mí mismo y diré que, todo caso mis defectos son mas numerosos que mis virtudes, pero las virtudes que tengo me hacen sentir realmente bien, principalmente porque me ha costado desarrollarlas.

Sólo eso, nos vemos X. No me heches.

PrrrK_03 dijo...

@Alvaro: Lo primero que se echa en el verbo echar, es la hache. xD