jueves, 21 de octubre de 2010

KAOS URBANO

Saludos, frikis anarcofascistas, hoy, tal y como prometí ayer, voy a hablaros de uno de los puntos clave en la lucha antisistema: el caos urbano.


Mucha gente dice, cuando ve las noticias a esos desalmados manifestantes que queman contenedores, coches de la policía, okupan bancos, se pelean con los antidisturbios, lanzan cócteles molotov, etc. "Desde luego, esta gente está ahí sólo para causar distutrbios, las cosas se arreglan hablando". Vale, muy bien, almas de cántaro, ahora me vais a decir tres cosas que se hayan arreglado hablando en la historia de la humanidad. Tenemos la lección muy aprendida y tenemos clarísimo que la dialéctica es poderosa, que la pluma es más fuerte que la espada y todas esas mierdas... La teoría es cojonuda y ojalá fuera así, pero a día de hoy es imposible hacer la tortilla sin romper huevos.

Tampoco entendemos el concepto disturbio o ataque al sistema. Una huelga (bien ejecutada, como están haciendo ahora en Francia, no como la broma del 29 de septiembre de este país) es un ataque directo y agresivo al sistema, hace que deje de funcionar, se paralizan las comunicaciones, el comercio, todo. Eso es violencia, es privar de necesidades básicas a la gente. Cuando se corta una carretera se está usando la violencia, cuando se gritan consignas agresivas se está usando la violencia. No es un paso muy grande empezar a tumbar coches de la policía.

Opino que es crucial entender que las manifestaciones sólo sirven de algo si incomodan a los poderosos. Hace ya unos cuantos años, cientos de millones de personas en todo el mundo salimos a la calle con el grito de "No a la guerra", guerra que se llevó a cabo de todos modos. Si en las calles de todo el mundo hubieran habido disturbios serios ese día, la historia de Irak sería muy diferente ahora. Porque al fin y al cabo un estado es una empresa enorme y todo son beneficios y pérdidas. Si el gobierno gana cien con una ley y pierde treinta por culpa de los manifestante, sigue ganando setenta, pero si las manifestaciones hacen que pierdan 150 esa ley no irá a ningún lugar.

Democracia significa "Poder del pueblo" y es cierto, poseemos poder, lo que sucede es que nadie nos ha enseñado a utilizarlo. Debemos tener un mensaje claro y enviar señales hirientes a aquellos que abusan de nosotros. Si en medio de una manifestación pacífica (al loro, que esto es cierto, que lo he visto en persona) en la que un grupo de personas se ha sentado en la carretera para denunciar una guerra injusta aparece la policía y sin mediar palabra ataca a porrazo limpio a todo aquel que no se levante (que deje de expresar su libre opinión), ¿qué menos que agredir a esos policías? ¿qué menos que quemar sus coches? ¿que menos que rebajarse a su nivel y empezar una escalada de violencia contra el sistema que haga entender la magnitud de la opresión? Evidentemente nunca habéis oído en las noticias algo como esto, no interesa porque cuando sale, ruedan cabezas, como últimamente, con las manifestaciones en BCN cuando tuvieron que dimitir un par de peces gordos de los mossos d'esquadra.

Después está el tema de los bienes ajenos. En principio no soy partidario de, por ejemplo, quemar coches civiles, al fin y al cabo, ésa gente probablemente esté tan jodida como tú y no merece que se les joda más. Pero en casos extremos y con motivos suficientes, si se quiere montar un gran pitote (como el que tuvo lugar en los guetos de Francia hace un par de años) justifico el poder hacerlo.

Sobre los comercios, bueno, en los medios de comunicación ponen al mismo nivel el McDonald's que la frutería del barrio y realmente no tienen nada que ver. Durante la huelga, en Barcelona, se destruyó una tienda de Levi's. Lo justifico totalmente, Levi's protagonizó hace no mucho un despido masivo a causa del traslado de una de sus fábricas a uno de esos países en los que se paga más bien poco al obrero a costa del lugar de trabajo de cientos de personas. Como el pueblo no sabe quién cojones es el señor Levi's se le envía un mensaje a través de la destrucción de sus bienes, y sabemos que no van a cerrar esa sucursal, joder, se trata de una multinacional millonaria.

Finalmente, acerca de la agresión a otras personas debo decir que hay casos en los que también justificaría dicha agresión, por ejemplo, en una plaza de toros a un torero. Que se joda, se lo merece. Justifico la agresión a Berlusconi, justifico que le tiren un zapato a Bush y justificaría una paliza masiva a, por ejemplo, un maltratador. De haber vivido en este país por esa época, habría justificado el asesinato de Carrero Blanco y por supuesto, de haberse llevado a cabo, hubiera justificado el de Franco.

Opino que sólo el pueblo tiene derecho a gobernarse y a tomar decisiones en su propio nombre y toda agresión debe ser respondida. Soy consciente de que mi opinión es anticonstitucional y peligrosa y sé que se pueden malinterpretar mis palabras. Bajo ningún concepto quiero insinuar que la fuerza deba ser la primera opción a tener en cuenta, pero llevamos mochos años hablando, muchos años con manifestaciones pacíficas y muchos años comiendo mierda. En París, en 1968, se arreglaron muchas cosas.

4 comentarios:

Peter Parker dijo...

Entiendo lo que quieres decir, pero lo siento, yo lo veo de otra forma: hay gente que aprovecha cualquier motivo que sea para liarla parda, sea una huelga o un partido de fútbol, y ninguno de los motivos me parece una excusa decente para hacer el cafre.

Y más porque a los poderosos se la puede sudar que quemen mobiliario urbano (y encima les estás dando by the face excusas para estar en contra de todos los antisistema). Pero a los mindundis que pagamos impuestos, ya te digo que no. Por mi, quien lo rompe, que lo pague.

Alvaro dijo...

No coincido contigo Ximi, bajo ningún punto de vista justifico la violencia salvo que sea como muy muy muy último recurso, ejemplos:
-un tipo en la calle te quiere abrir el cuello con un cuchillo: está justificado que te defiendas y que le hagas algún daño, al menos para escapar.
-Unos cabrones de otro país invaden el tuyo, justificado que actúes usando la fuerza, en mi caso mi constitución me manda que defienda mi país: "Art. 32: Todo ciudadano argentino está obligado a armarse en defensa de la patria".

Además cuando rompes cosas en las manifestaciones, no todo es de los poderosos, si destrozas el alumbrado público, o los camiones recolectores de basura, estás tirando el dinero que tú mismo pusiste como impuestos.

De todos modos la violencia está en la naturaleza humana, eso no puedo negarlo, pero tenemos el uso de la razón para resistir el impulso de actuar violentamente.

Por cierto Ximi, sobre lo que dijiste:
"sólo el pueblo tiene derecho a gobernarse y a tomar decisiones en su propio nombre".
¿Cómo harías para que millones de personas se gobiernen por sí solas y tomen decisiones en su propio nombre? Los representantes del pueblo son necesarios, los países tienen demasiados habitantes, los tiempos ya no son como en la antigua Grecia que salían al Ágora a discutir los problemas de la ciudad, ahora somos millones.

Sònia dijo...

Pues yo sí estoy de acuerdo contigo, ale. :P
Creo que llegados hasta este punto... sólo nos queda tirarnos a las calles y montar barricadas. Se ha de hacer ruido para que te oigan, porque por lo visto de otra manera ni siquiera te miran...

Goku_Junior dijo...

Encuentro bastante sentido a tus palabras pero nunca he sido una persona violenta. Si alguna vez fuera el caso de que haya que liarla parda probablemente lo haría, que es lo que debieron hacer cuando España fue a la guerra (dioss como te odio bigotudo cabron).
De todas formas en Francia se esta liando una muy gorda y el minipresidente con novia supermodelo no parece ceder en nada. A ver como acaba todo...