miércoles, 13 de octubre de 2010

CANTAR DEL MÍO FACEBOOK

Muy buenas tardes, frikis suplerraíces, sé lo que estáis pensando: os preguntáis por qué cojones han pasado tres días desde el último post. Os preguntáis qué es el lo que me puede haber llevado a perpetrar tal agravio a los estatutos del blog. Os preguntais qué coño como para mantenerme tan viril y musculado. Todas esas preguntas tienen respuesta. Al menos dos de ellas:

Mirad, me dieron puente, así que eso es todo. Además ha sido un puente muy ajetreado, sobretodo el domingo, que expuse mi arte junto a Sònia (compartiendo stand con Victor Rivas) en la Fira d'artistes de l'Ereta (que se celebra mensualmente y a partir de ahora voy a estar allí cada segundo miércoles del mes a no ser que me coincida con algo, como el mes que viene, que es Set de Comic).

En fin, hoy no estoy para monsergas, así que vamos a ir con algo sencillito: os voy a contar mi odisea virtual. Una odisea que he llevado a cabo para alcanzar el noble propósito de rehabilitar mi cuenta de Facebook:


Oscuras nubes se cernían
y poco propicio era el día
pues por destino o por hado
me vi pronto rechazado.

Una luz cegadora
resplandeció en mi computadora
en la que como siempre, fornido,
del Facebook sacaba partido.

Del blog actualizaciones
posteaba a cimbrones
mil estados ofensivos
que jodían a mis amigos.

Casi 500 amistades
colección de feredades
y una colección de imágenes
ralladas hasta en los márgenes.

Ya pasado el mediodía
pobre de mí, ni sabía
y cuando supe, quedéme helado
al ver mi Facebook cancelado.

Sin motivo ni razón
decidieron hacer borrón
y empezando a fibrilar,
yo me quiero pronunciar.

Dos semanas ya pasaron
como si ellos pretirieran
a mi persona mientras trato
de curar mi gonorrea.

Por fin un emisario
me trae el correo diario
para bien o para mal
de la supuesta red social.

Al parecer para existir
sin nombre no puedes vivir
y el de Ximi no les vale,
aunque sólo sea un detalle.

Ofendido les respondo,
es mi nombre, y no me opongo
a que, como recompensa
me llenéis la despensa.

Compungidos se disculpan
y del crimen no me exculpan
exigiéndome una prueba
de mi identidad verdadera.

Solicitan una copia
del carnet de identidad
me aprovecho de su inopia
y de su civilidad.

Escaneo mi carnet,
de mi vida el alacet.
Y como si no hubiera mañana
lo retoco por la cara.

Cambio nombre y apellido
con mi dedo desabrido
tacho el número de serie,
que la cosa no se aserie.

Se lo mando celeroso
sin dudar ni un momento
sintiéndome poderoso
y por poco no fermento.

Al final me notifican
que tras mucho cabilar
aún pudiendo, no se explican
cómo me pudieron borrar.

Moraleja de la historia:

Si me quieres dar por culo
no lo hagas por Internet
porque tiene efecto nulo:
falsifico mi carnet.

Ahí lo tenéis, nos vemos mañana, hijos de puta, que voy tarde y no quiero coger la siesta a la mitad, que luego me pongo de mala hostia...

4 comentarios:

PrrrK_03 dijo...

Y así de fácil es que te jodan los de Caralibro, aunque por suerte es mucho más fácil darles por culo a ellos.

Anónimo dijo...

Ya pasado el mediodía
pobre de mí, ni sabía
y cuando supe, quedéme helado
al ver mi Facebook cancelado.


Oh dios, es todo un drama!

BOEDO dijo...

COMO VA XIMI, TU BLOG SIGUE LA MISMA ONDA DE SIEMPRE. CHE LOS FELICITO POR EL MUNDIAL.
HOY ME ACORDÉ DE TU SITIO PORQUE EL DIRECTOR SEGURA ESTÁ FILMANDO UNA PELI ONDA TORRENTE, CON EL KUN AGUERO.
SI SABES ALGO, AVISAME QUE ME INTERESA.
VI TODAS LAS TORRENTE, UNA MEJOR QUE LA OTRA, JAJAJAA
SALUDOS DESDE ARGENTINA, TIERRA DE BUEN CINE
www.sebastianvargas-cine.blogspot.com

Lomlucagua dijo...

ostia, que bueno xD