lunes, 29 de noviembre de 2010

ANÁLISIS ELECTORAL: CIU GANA PERO NO EN SERIO

Buenos días, frikis trotamúsicos, ayer, revisando los posts de la semana pasada, me dí cuenta de que bien podría haber hecho una cabecera y haber hecho una semana temática. Todos los días estuvimos (estuve) hablando de las elecciones al parlament catalán... Un par de viñetas, vídeos sobre el tema y cuatro gilipolleces y hubiéramos tenido una semana temática en condiciones. Hoy, para acabar con la mierda ésta, a no ser que reciba mails con fotos de genetre que votó con mis papeletas, voy a hacer un balance de lo que ha pasado, así, por encima y sin complicarme la vida, aunque los burócratas que montaron el sistema no se andaran con chiquitas cuando lo hicieron...


Ha ganado CIU, estaba cantado y en el diario Público dieron en el clavo: 62 escaños, se quedan a seis de la mayoría absoluta y van a manejar el cotarro bien tranquilos durante los próximos cuatro años. La verdad es que no estoy descontento con el resultado y, aunque jamás los votaría por fascistas, capitalistas y burgueses, es una legislatura que se merecían. Han hecho junto con los de Iniciativa la mejor campaña de estas elecciones y ya llevaban dos elecciones ganando en votos pero por mierdas de coaliciones y gilipolleces por el estilo no gobernaban. Eso no es justo, qué queréis que os diga, aunque si queréis hablar de justicia podemos hacer números:

CIU ha recibido un 38% del total de los votos, una cifra envidiable, sin duda, lo que pasa es que la abstención (que han calificado de insignificante, manda cojones) ha sido de un 42% aproximadamente (conclusión a la que he llegado a partir del dato que dice que la participación ha sido del 58%, que soy muy listo yo), por lo tanto, si habláramos de una población de 100 personas, sólo 58 habrían votado y por tanto, de esas 58, sólamente 22 personas lo habrían hecho a CIU (cálculo al que llego a la conclusión con la operación (58/11)*38). Eso significa que 36 de las 58 personas que votaron NO votaron a CIU, y si a éstas les sumamos los 42 que se abstuvieron, nos da un total de 78 personas. El 78% de la población no votó a CIU, y gobernarán con una amplia mayoría.

¿No queríais democracia? Pues tomad democracia, así funciona el sistema, el pueblo no quiere lo que sale, pero sale igual. No sé, tal vez hubiera salido un partido fascista o uno xenófobo, pero qué queréis que os diga, si vamos por el mundo fardando de sistema democrático y justo, al menos podríamos respetar la opiión pública y si sólo vota el 58% de la población, a mí no me parecen unas elecciones significativas.

Hace poco hablábamos con mi padre sore si habría que obligar o no a la gente a votar. Él me decía que de ninguna manera, que es algo fascista y terrible; yo creo que no hay qu eobligar a la gente a votar, pero sí que habría que obligar a la gente a tener una opinión. La abstención no me va, así que si quieres abstenerte, vas al colegio electoral qu ete toque, firmas y dices: "Me abstengo", que con esta pereza no se puede mover una puta mierda y así no hay manera, oye. Además, se puede votar por Internet, por SMS, por correo... Así que pocas hostias, que el que no vota es porque es un vago de mierda (y encima luego se va a quejar).

¿El resto de partidos? Bueno, la segunda fuerza política es el PSC, que pierde la hostia de escaños, la tercera el PPC (que miedo, joder) aunque sacar un juego para matar inmigrantes y nacionalistas, luego están ICV, con diez escaños (ha perdido uno por Lleida, que le vamos a hacer) y ERC, que ha recibido un varapalo por ser el Puigcercós un inútil y un bocazas (aunque tiene pelazo). La gran revelación es Solidaritat Catalana per la Independència (SI), con Joan Laporta. Ya dije que tenían el mejor programa de las elecciones y eso se ha notado en los resultados y es que se han puesto por delante de Ciutadans superándolos por un escaño. Ciutadans son los últimos de la fila con tres escaños que ya me parecen demasiados, rehusando hablar catalán hasta en la TV autonómica.

Plataforma por Catalunya se ha quedado a las puertas y aunque yo creía que iba a sacar al menos uno, se ha quedado sin asientos en el parlament, auqneu es un aviso claro de que la extrema derecha está aflorando poco a poco en todas partes y eso da bastante repelús.

Paridos curiosos como en le los Pensionistas en Acción, el CORI de Carmen de Mairena o el Pirata se han quedado sin una puta mierda, como siempre. Otro que s eh aquedado sin silla ha sido Reagrupament Independentista, para sopresa de propios y extraños; sus votos se los ha llevado el Laporta, que ya veremos cómo se porta (uy, si rima y todo).

Pues este es mi análisis y si hay una conclusión que podamos extraer de todo esto es que no vale la pena ser demócrata ni votar a nadie, porque siempre acaban ganando los mismos: los políticos.

3 comentarios:

PrrrK_03 dijo...

En época de crisis, los partidos de derecha suelen ganar fuerza política debido a sus políticas económicas que, aunque nos pese, arreglan la situación económica (aunque su política social apeste)... Y cuando la situación económica es buena y relajada, a la gente se les hinchan los huevos de recibir tantos palos y votan por los partidos de izquierda, con una política social mejor pero con una política económica que da risa... Y así hasta que esto de la democracia pete y se vaya a tomar por culo.

¿Qué pretendo decir? Pues que yo no me preocuparía en exceso por el auge de la política de derechas en Europa, (aunque eso no quita que nos esperan unos años duros y de recibir palos) porque dentro de unos años volveremos a votar a otro Bambi que nos venda la moto de un mundo mejor, y así sucesivamente...

SirRasel dijo...

y dale con que la abstención es de vagos y de gente sin opinión...

si no creo en "el sistema" en general y en el sistema electoral en particular ¿porqué debería ir a votar?

Peter Parker dijo...

"En época de crisis, los partidos de derecha suelen ganar fuerza política debido a sus políticas económicas que, aunque nos pese, arreglan la situación económica (aunque su política social apeste)... Y cuando la situación económica es buena y relajada, a la gente se les hinchan los huevos de recibir tantos palos y votan por los partidos de izquierda, con una política social mejor pero con una política económica que da risa.."

Esa es exactamente mi opinión.

Yo creo que hay que ir a votar, aunque solo sea por decir: yo ayudé a impedir que gobernara el gilipollas ese en vez de quedarme en casita y quejarme luego de lo gilipollas que es el presidente.

Creo que la derecha parte de la ventaja de que pocos de sus electores piensan en quedarse en casa, en no votar como castigo, en votar a partidos minoritarios,...
Como dicen los más viejos: a la derecha la votan hasta los muertos.