martes, 21 de diciembre de 2010

SEMANA RELIGIOSA 2: NAVIDAD EN EL BLOG DE XIMI

Saludos, frikis montacruces, hoy vamos a dar un breve repaso a la fiesta navideña aprovechando la temática de la semana y la coyuntura actual, aunque por desgracia no tengo mucho tiempo para escribir esto, así que no sé si podré extenderme demasiado...

Empecemos por definir la navidad (observad que lo escribo con minúscula, igual que dios):

navidad.
(Del lat. nativĭtas, -ātis).
1. f. Natividad de Nuestro Señor Jesucristo.
Si, bueno... No sé si que acaba de convencer la definición según la RAE, ya que ni Jesucristo es mi señor, ni nación en 25 de diciembre y lo más probable es que ni siquiera naciera nunca, así que la definición que me dan estos señores tan viejos no me vale, no... Voy a ver si la defino yo:

navidad
(Del esp. nabo, -dad).
1.f. Día en el que todo el mundo hace lo que le sale del nabo a la gran empresa y se dedica a dar regalos carísimos a diestro y siniestro como si no hubiera un mañana. Originalmente, fiesta de origen juedocristiano que conmemora el nacimiento del hijo del dios de la comunidad de fanáticos llamada cristiandad. Aprovechando la fiesta pagana establecida del solsticio de invierno, los cristianos sobreescribieron su celebración para erradicar todo rastro de una religión que no fuera la suya. Actualmente se ha convertido en un fenómeno mediático y una especie de competición para ver quién tiene y despilfarra más con absurdos obsequios. La fiesta se ha globalizado de tal forma que no hace falta ser ni cristiano para celebrarla y el Corte Inglés y la Coca-Cola son sus mayores promotores. Las abuelas se atragantan con el turrón.

Todos sabemos que esto que acabo de decir es total y completamente cierto, no obstante año tras año engrosamos las filas de los que caen en la tentación de consumir nuestros ahorros como si de un bote de cacahuetes sin fondo se tratara. No soy quién para predicar al respecto, sería muy hipócrita por mi parte echaros en cara vuestro comportamiento. Me gusta hacer regalos, me gusta recibirlos y por supuesto me gusta no tener que ir ni a clase ni a trabajar. Me encanta. Aunque me sienta sucio, participo en esta orgía vacía de realidad y carente de sentido. Veo y asiento con los mensajes de paz y fraternidad que lanzan aquellos que se lucran con la muerte de inocentes de una forma u otra. Hago fiestas, compro turrón, cava, polvorones, gambas. Y disfruto. Por eso no me arrepiento, porque de lo que se trata es de hacer tu fiesta. No celebrar el nacimiento de un falso ídolo, se trata de celebrar nuestra vida. olvidarnos por un breve instante de las injusticias, las barbaries, las penas y sentarte junto a tus seres queridos a ver pasar los últimos días del año (que por cierto también nos impusieron los cristianos).

Me la pela el papa, me la pela dios, me la pela el nacimiento del hijo bastardo de un palomo y por supuesto me la pela el mensaje de paz de los medios de incomunicación, porque la caridad es para los que se creen mejores que alguien, la solidaridad, el cambio, puede durar todo el año, y no tenéis que dar grandes sumas de dinero a beneficencia, no tenéis que apoyar estúpidos eventos televisivos que no son otra cosa que ejercicios onanistas de las cadenas públicas y privadas. Sólo tenéis que tender vuestra ano, no en forma de cheque ni en horas de trabajo comunitario. Tended vuestra mano en forma de comprensión, en forma de ética, en forma de principios, defended hasta la muerte lo que es justo y se hará justicia. Luchad por un mundo mejor, no el día 25, sí no hoy, ayer y también mañana.

Éso... O regalad sexo oral por navidad, que parece que se lleva...

Aquí a continuación os cuelgo el crismas de éste año, disfrutadlo en paz navideña, putas.



4 comentarios:

Jon Otaola dijo...

FELIZ FALSEDAD (como dirían los buenos de Soziedad Alkoholika).

Álex Esteve dijo...

Me ha molado la felicitación.
¿Con esos eventos televisivos te refieres a la Marató?
La hipocresía de esta fue algo que me cuestioné ayer, pero que no tengo tan clara...

PrrrK_03 dijo...

¡Feliz Navidad, hijoputa!

Por cierto, yo también voy a tener este año mi ano a todos. ¡Mi ano es para todos!

Dinorider d'Andoandor dijo...

yo veo mucha hipocresía en estas fiestas