viernes, 4 de marzo de 2011

SINDEGATE, TÚNEZ Y EGIPTO

Hola, muchachos. Ayer salí, así que lo más probable es que esto salga tarde, pero mira, mejor ésto que nada, ahora veo que me tendría que haber guardado para hoy los de ayer. Qué le vamos a hacer. La semana que viene ya os hablaré de la noche de ayer, que fue para recordar... Y me encontré a más de un anonymous...

Hoy hablaremos del Sindegate y de las revueltas populares en Túnez y Egipto en las que Anonymous jugó un papel importante. Vamos allá.

En cuanto a la ley Sinde, bueno, creo que hemos hablado ya largo y tendido sobre ello, pero es una prueba clara de que Anonymous no actúa sólo en EEUU, tal y como suele pasar con estas cosas, también España ha recibido su toque de atención y, la verdad, fue bastante sonado. Horas antes de la votación para aprobar la ley, Anonymous tumbaron las páginas del PSOE, CIU, PP y PNV, los partidos mayoritarios, se convocó una concentración en la puerta del congreso y, para la sorpresa de todos, la ley no fue aaprobada aunque más tarde se aprobaría en el Senado (ya ves tú que cosas y cómo cambian de opinión) aunque con algunos cambios (ahora incluían jueces en el proceso.


Como represalia se atacan las webs del senado y la del PP. Como protesta a que hubieran pasado del pueblo se inició l aOperación Goya, que consistió en tumbar la web de la Academia de Cine y en una gran concentración de gente a la puerta de la gala, señalando y abucheando a aquellos que eran partidarios de la ley. Álex de la Iglesia  los animó a seguir manifestándose, la Sinde hizo la pena, la muy zorrupia.


En cuanto a Túnez y Egipto, cuando salieron a la luz las filtraciones que demostraban la corrupción del gobierno tunecino, Anonymous tumbó ocho páginas del gobierno en lo que se llamó Operación Túnez. Dicha operación animó a los propios tunecinos a potenciar el ciberactivismo, y así les fue luego a los gobernantes, que se fueron a tomar por el saco.

En Egipto, Anonymous se limitó a tumbar varias páginas del gobierno egipcio mientras tenían lugar las revueltas.

Además de todo esto, ante los recortes en cuanto a libertades digitales que estaban sufriendo dichos pueblos (se les vetó Facebook, Twitter, el servicio de SMS...), aunque no he encontrado mucho al respecto, sé que Anonymous hizo unos "packs" para que los internautas de dichos países pudieran saltarse las restricciones y atacar las páginas del gobierno. El que no lo hace es porque no quiere, está realmente chupado.

Y esto es todo lo que tengo hoy, mañana más, pero no mejor, aquí, en el blog de Ximi.

No hay comentarios: