martes, 29 de marzo de 2011

SÚPER ODIO! DEMÓCRATA Y CRISTIANO

- Hola, venía a ver qué tal lleváis lo de la democracia en España, ya que han pasad más de treinta años y todo eso…
- Pues ahora mismo no nos viene nada bien…
- ¿Y eso?
- A ver, no es nada, sólo un par de cosillas…
- Cuenta, cuenta, que me has despertado la curiosidad.
- Nada… Unos asuntillos con la justicia… Verás, el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo ha condenado al estado a pagar 20.000€ a Otegi por encarcelarlo por sus ideas…
- Vaya palo, pero un error lo tiene cualquiera…
- Sí, el caso es que también hemos ilegalizado un partido político sin tener pruebas concluyentes de que tenga relación con ningún grupo terrorista, pero bueno… Es que era vasco…
- Hombre, eso se entiende, los vascos, ya se sabe…
- Sí, bueno y ayer…
- ¡Ayer qué, por dios! Ayer imputamos a Leo Bassi por un delito contra los sentimientos religiosos…
- ¿Qué hizo?
- Bendecir unos condones. Pero vaya, que no fue el estado, que fue un grupo de abogados cristianos…
- Bueno, mira, yo si eso ya me voy yendo, que aquí la cosa está regular…
- Gracias, Dios, sentimos haberte decepcionado.
- Asco de país…

Sí, amigos, el circo vuelve a estar en la ciudad por tercera vez consecutiva. Aquí podremos observar cómo se hace escarnio de la opinión de alguien que no es afín a los intereses de la santa madre patria. Resulta que mi admirado Leo Bassi bendijo unos condones en Valladolid y ahora está imputado por ofender a gente que, probablemente ni siquiera estuviera allí. Es lo mismo que pasó con Javier Krahe y su “Cómo cocinar a un cristo” , lo que entra en juego aquí no es la justicia, sí no la ley, y por desgracia, parece que hay mucha gente que le tiene un cariño absurdo a ésas normas que alguien puso y no sabemos quién en la mayoría de los casos.

La ley dice que no se puede hacer mofa o burla del credo de nadie porque podemos ofenderlos, no obstante, podemos hacer mofa o burla de las ideas políticas, podemos hacer bromas machistas (no sé cuál será el próximo político), podemos reírnos de los homosexuales, podemos sacar videojuegos en los que matamos catalanes e inmigrantes, pero no podemos reírnos de las absurdas creencias de nadie. Eso es, ni más ni menos, porque somos un país cristiano, ni más ni menos y nos vamos a pasar la aconfesionalidad por el forro de los cojones sistemáticamente.

Ayer hablaba con un hombre al que no conozco de nada y con el que discrepaba. Primero me dijo que Leo Bassi es un cobarde porque no se mete con el Islam (que es algo que hace tiempo que oímos todos los que somos críticos con la iglesia), acabáramos, ahora tenemos que reírnos de lo que digan los que estamos criticando. Resulta que no podemos meternos con los cristianos hasta que nos metamos con sus enemigos. Menuda gilipollez.

Después hablamos también del tema de las mujeres que se quedaron en tetas en la capilla de la complutense (por cierto, este blog, imprescindible), él sostenía que era un asalto, yo que era ejercer el derecho a manifestarse. Nuevamente me dijo que a ver si se metían en una mezquita. El mismo rollo. Este hombre parecía un hombre inteligente (aunque ingenuo) y dijo que es evidente que no se merecían la cárcel, ni los unos, ni el otro (faltaría más), pero que eran unos mal educados.

Pues bien, hablemos de mala educación. Hablemos de crear diferencias sociales de forma sistemática, hablemos de una organización machista a más no poder, hablemos de una empresa (con todas las letras) homófoba y misógina, hablemos de un imperio opulento, totalitario, fascista, hablemos de encubrir la violación rutinaria de niños y niñas, hablemos de espolio, hablemos de mentira, tradición e hipocresía. Podemos hablar de falsedad y de falacia, podemos hablar del engaño sistemático sobre el uso de preservativos, hablemos de documentos secretos, hablemos de un jefe de estado elegido de forma no democrática que anteriormente fue afín al régimen nacionalsocialista y que otrora fue el encargado de ocultar los crímenes contra miles de niños que fueron violados por los representantes de dios en la Tierra.

Ahora hablemos de mala educación. Hablemos de mala educación, porque mientras a los ateos críticos se nos acusa de irrespetuosos y de atacar su fe, el papa da un discurso multitudinario en un macro evento que ha salido de nuestros bolsillos sin que nadie nos haya preguntado y que, no dudéis, volverá a salir, en el que habla del peligro del ateísmo y el horror que conlleva.

Me gustaría hace un gráfico de los crímenes contra la humanidad cometidos por ateos comparados con los cometido por cualquier fe (aunque la iglesia católica se sigue llevando la palma, por muchas pelotas que les guste tirar fuera). Hablemos de educación y hablemos de clínicas de fanáticos que “curan” a los homosexuales como si tuvieran algún tipo de enfermedad mental contagiosa y mortal de necesidad. Hablemos de respeto cuando hablamos de la incapacidad que proporcionan a las mujeres para decidir sobre su propio cuerpo y hablemos de ataque a la prohibición sistemática del derecho que tiene alguien a elegir cuando prefiere acabar su vida antes de sufrir lo indecible.

Hablemos de censura, hablemos de prohibición, hablemos de amenazas, terror, muerte, violación, espolio, manipulación y mentira.

Cuando hayamos hablado de todo eso, podemos hablar de la bomba que le pusieron unos fanáticos a Leo Bassi en los camerinos, de los atentados que sufren médicos abortistas, del intento sistemático para que Pepe Rubianes no pudiera manifestar libremente su opinión.

En cuanto estemos listos y hayamos hablado de esas nimiedades, vamos a poder hablar de lo horrible que resulta bendecir unos condones y repartirlos. Pero hasta que no se hayan juzgado todos los crímenes que la iglesia comete, ha cometido y cometerá contra todos nosotros sin mostrar el más mínimo remordimiento, será totalmente hipócrita hablar de sentimientos heridos porque es algo que, claramente, no tienen.

3 comentarios:

Kane dijo...

¿Y que pasa con mis sentimientos irreligiosos? ¿Soy un ciudadano de segunda según la ley por no creer en hadas ni dragones? ¿Seguro que vivimos en el siglo XXI? ¿Me pueden denunciar por decir que dios no existe por herir los "sentimientos religiosos" mentir tengo que aguantar como vomita esta gente su mierda callado porque si no sería un "irrespetuoso"? Joder...

Goku_Junior dijo...

Aun le queda mucho a este mundo para librarse de la lacra de las religiones.
No hay más que ver que uno de los países más grandes y poderosos de la tierra prefiere tener a un presidente cabrón, a un presidente putero, a un presidente subnormal antes que a un presidente que no sea católico.

¡Dios nos libre!

Peter Parker dijo...

Ay, la religión católica (o cualquiera): jodida forma de cargarse una idea en principio buena.

¡Pero bueno, es que a quién se le ocurre, si te vas a meter con alguien, tienes que meterte con todos! A mi me ha pasado si critico a la actual alcaldesa de mi ciudad, que me piden que me meta ¡también con sus antecesores! ¡Pero si esos ya no gobiernan!