lunes, 11 de abril de 2011

HASTIADO

Lo peor de todo es verlo y vivirlo. Supongo que si viviera cegado por los destellos de la era de la información manipulado y las opiniones sin más color que el del verde del dinero, supongo que si pudiera dejar de observar una desesperación creciente pero inmóvil, supongo que si pudiera simplificarlo todo a su mínima expresión, obviando oscuros y evidentes detalles que hacen de ello algo irritante podría llegar a soportarlo.

También supongo que el precio es demasiado alto.

Es un vicio. Me gusta observar como se mueve el populacho, como se gira hacia el emperados y le muestra un pulgar hacia abajo. Me gusta ver el desafío, la rabia, la sed de sangre de los oprimidos. Por desgracia la decepción se acaba apoderando de mí en cuanto se olvidan de su causa, cuando en vez de matar al rey lo que matan es el tiempo, cuando en lugar de acabar con la tiranía la alientan acudiendo al circo.

Son cuatro, cuatro muy bien pagados, pero cuatro al fin y al cabo. La diferencia fundamental entre ellos; tribunos, senadores, patricios y prefectos y nosotros, es la unión y el objetivo que compartimos. Ellos están a la greña, comparten un deseo de lucrarse cada vez más sin tener en cuenta las consecuencias, a diferencia de nosotros, que vivimos con tanto miedo de que se nos caiga el cielo a la cabeza que no somos capaces de unirnos, aunque nuestro objetivo sea común.

Otrora los que son nuestros líderes nos contentaban con pan y circo, no estábamos bien, ni mucho menos, pero la revolución se mostraba mucho menos urgente al poder disfrutar de una hogaza de pan y una buena lucha entre gladiadores. Esa época ha terminado. El gobierno de la república está gordo, y de sus grasientas manos brotan las acciones que hacen que, mientas ellos se ceban como unos cerdos, nosotros desfallezcamos y caigamos uno a uno.

Cuando no tenemos dinero para pan y el circo no nos sacia, la única forma de vivir bajo techo y comer cada día es hacerse esclavo... O hacer la revolución.

¿De qué tenemos miedo? No podemos quedarnos sin pan y el circo es irrelevante. No nos pueden quitar la dignidad salvo obligándonos a seguir en ésta situación. Nada de lo que dicen es remotamente cierto, sus palabras están envenenadas con el mismo opio con el que atontan a sus súbditos. Yo no quiero ser súbdito de alguien así, yo no quiero ser súbdito de nadie.

Ninguno de nosotros queremos serlo, no obstante, calenda tras calenda los erigimos como líderes absolutos, como emperadores de nuestras vídas. El oráculo se ha pronunciado y vaticina lo mismo que las últimas eras. El poderoso seguirá siendo poderoso y el pueblo seguirá siendo irrelevante. Pero todos sabemos que la magia no existe. A nuestros líderes les interesa que creamos en sus falsos dioses, en sus ídolos y en los oráculos que ellos mismos sobornan y amenazan, yo no creo en esta mentira, en este bulo que han ido extendiendo día tras día, año tras año, acabando con nuestra esperanza, minando nuestras intenciones y tergiversando pensamientos, en otros tiempos nobles.

Salgamos y luchemos y si caemos, sabremos que habrá sido por el bien, no sólo de la república, sino de todo el mundo libre. Liberemos a los esclavos que se han sometido o que han sido forzados a ello. Guiemos nosotros mismos nuestro destino hacia objetivos mucho más loables que la servidumbre y el regocijo de unos pocos desgraciados, tan miserables que no son capaces de vivir por sus propios medios. No hay que inclinar la balanza, hay que derribarla, acabar con el aliento pesado de un mundo que ya es antiguo.

Hay que acabar con ellos para ver amanecer un nuevo día en el que nosotros mismo podamos elegir nuestro destino y no estar sometido a los designios de unos pocos cerdos avariciosos.

Hay que apuñalarlos a las puertas del Senado.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Se nota que ayer viste gladiator tu post de las 5 no es mas que una mezcla de tu amor x la pelicula y tus maravillosas ideas de la lucha contra el poder
le has dao en este post a gladiator un toke de espartaco

(aki tienes mi comentario soez ya que nadie se anima pa una vez que despotricando hay premio =D)

Pd: Me cago en el gobierno

Attn Mr freeman =D

Xamarzu dijo...

Eh, gladiator mola, y espartaco (la serie) también, y la idea de apuñalarlos... más aún

Ximi dijo...

Debo aclarar que no vi Gladiator... Aunque sí que vi Espartaco...