martes, 26 de abril de 2011

SEMANA SANTA CHAMPIONSHIP

NOTA: El post sale casi tres horas tarde porque Blogger es una mierda.

A las buenas, frikis petapasos. Por fin se ha acabado la agonía (y la resurrección y todas esas cosas) y podemos reintegrarnos a nuestra querida sociedad y seguir produciendo para la máquina. De lo que quería hablar un poco es de fenómeno para-anormal que se ha vivido durante estos días y que os ha tenido a todos atontados hasta lo absurdo durante estas mini-vacaciones.

Han habido dos fenómenos importantes. El primero, toda la parafernalia esa de celebrar la muerte de alguien que ni existió ni nada, con llantos porque llueve y no se puede pasear una estatua, luego, llantos porque sí se pasea, luego, alegría al verlo, luego salir a pasear con unas ramas por la calle o no sé que mierda... En fin, la mierda absurda de siempre, sólo que ver la gente haciendo penitencia vistiéndose de hortera del Ku Klux Klan me revuelve el estómago, teniendo en cuenta que el resto del año somos unos hijos de puta y entonces no hay cadenas y gorros raros que valgan. Tampoco entiendo lo de hacer putadas a los demás y luego pedir perdón a un amigo imaginario llamado "dios", pero bueno, parece que el mundo lo ve como algo normal, así que el raro debo ser yo...

El segundo fenómeno ha sido todavía más exasperante para mí. El verdadero opio del pueblo, la verdadera religión de la masa y uno de los grande problemas de nuestro sistema: el puto fútbol.

El fútbol es una herramienta perfecta del sistema para tener a ralla a los más manipulables de la sociedad, es decir, a la mayoría de nosotros. Es muy efectivo porque logra un doble objetivo: en primer lugar, atonta al pueblo. Eso es algo que ninguno va a tener cojones de discutirme, porque hay que ser mongolo para pagar lo que se paga por ver a los tipos estos con pijama de verano jugando como en el recreo, hay que ser idiota para llorar si pierden o algrarse si ganan, hay que ser imbécil para convertir en ídolos a estos analfabetos sin más carrera que su cara dura y su kilométrico sueldo, hay que ser capullo para saberse todos los equipos con sus formaciones y estrategias y luego no tener ni puta idea de política. Hay que ser muy idiota, así que atonta. Pero cumple con un fin mucho más perverso: nos enfrenta.

Sí, amigos, y por lo que veo han conseguido hacerlo hasta bipartidista, como el panorama político nacional. Consiguen que dos tipos fundamentalmente iguales se den de hostias por ser de uno u otro equipo, gritos, insultos, silbidos. Alucinante. Evidentemente, también nos parece normal, por algún extraño fenómeno extrasensorial que nos vuelve retrasados mentales.

Si toda esta pasión se dedicara a algo realmente interesante, a la lucha social, las reivindicaciones, manifestaciones, revueltas y revoluciones, por ejemplo, adelantaríamos mucho. Evidentemente, al que manda, le conviene mucho tenernos enganchados un una pantalla para ver un espectáculo que trastorna nuestra mente de una forma que asusta.

También me gustaría hacer la observación que este último mes han empezado a haber manifestaciones multitudinarias y al gobierno se le empieza a hacer el culo pepsicola... Raro ha sido que justo cuando la gente empieza a reaccionar se programen cuatro Madrid - Barça, ¿no os parece?

Pero bueno, no quiero entreteneros, que seguro que tenéis que ver el básket, el tenis, la F1, el atletismo, las motos, el billar o la gilipollez que os suelten para que estéis calladitos y sin protestar...

... gilipollas!

2 comentarios:

Xamarzu dijo...

Lo primero es que con lo de la muerte de chuchi... joder siempre lloran, si es tan feo como para sacarlo que no lo saquen y todos contentos, además, así se ahorran una semana de falsedad absoluta comparada con su actitud durante el resto del año.

Y lo del furgol... no coments, menudo negocio come cocos se han montado, encima les sale bien y la gente les sigue el juego, pues todo arreglado

Anónimo dijo...

Rojooooo!!!!!! jajajaja