miércoles, 14 de septiembre de 2011

Nos encanta prohibir vuestra bandera

Sí, amigos, es cierto. En Catalunya nos encanta prohibir cosas. Somos así, no tenemos remedio, prohibimos lo que no nos gusta (y lo que nos gusta también, qué cojones) y tirando...

Para el día 11 de septiembre nos dedicamos a quemar banderas españolas porque odiamos a España y todo lo que representa. Sabemos lo mucho que os jode que quememos un puto trapo hortera y así lo hacemos. Y ojo, que lo hacemos todos los catalanes, no os equivoquéis, todos los catalanes nos dedicamos a ir por ahí con una bandera españolista, un mechero y un poquito de gasolina por si hace viento y no prende.

Además, el día 11 de septiembre es el día que hemos escogido para quemar banderas porque hace trescientos años ya sabíamos lo que iba a pasar con las torres gemelas y decidimos perder ahí una importante batalla e implantar nuestro siniestro día de fiesta nacional, pero claro, eso es algo que ya sabíais todos gracias a las precisas informaciones de medios de comunicación de confianza como Esfintereconomía, La Razón, la Gaceta, Pubertad digital, El Mundo, ABC... Son así de majos, creen que hacen lo mejor para nosotros, nos instruyen, nos educan, nos dicen qué es lo que hay que pensar, como deberíamos opinar... Joder, si pudieran decidirían a quién hay que encarcelar.

Pero no pasa nada, porque no estamos solos, hay un pueblo de hijos de puta tan mas como nosotros (o más, porque además de ser unos antipatriotas se dedican a matar gente), sí, amigos, ahí están los habitantes de las comunidades vascongadas, que no sólo son unos quemabanderas secesionistas sin remedio, además se manifiestan haciendo apología de las bandas armadas que levan milenios aterrorizando nuestra gran nación, he aquí un ejemplo clarificador y patriota del diario El Mundo:


Ahí está, llevan una pancarta en la que pone ETA, ¡ETA! Malditos terroristas hijos de puta, apoyando el asesinato, el terrorismo  la masacre de inocentes... Estoy tan... Oh un momento, tenemos una noticia de última hora la pancarta en cuestión era esta:


Ahí pone "No a las imposiciones. Somos una nación" según nuestro traductor de lenguas antiespañolas... Vaya... Mejor me callo aquí, que no quisiera decir nada contra los grandes medios de comunicación amantes de este país y la manipulación no va conmigo...

No hay comentarios: