viernes, 14 de octubre de 2011

Mañana: Razones para la revuelta global

Muy buenas, gente, lo primero que quiero hacer es disculparme por mi evidente ausencia estas dos últimas semanas, he seguido posteando cada día, pero es evidente que no como suelo, más bien ha sido por poner algo que por actualizar en serio pero tengo una buena excusa.

Llevo dos semanas inmerso de los pies a la cabeza en montar la manifestación más grande que ha visto mi ciudad en su vida y eso es mucho tiempo y mucha dedicación. Diseñar carteles, imprimirlos, colgarlos, repartir octavillas, concentrarnos, liarla en la universidad, ir a la radio, ir a la tele, colgar una pancarta gigante de la Seu Vella de Lleida... Cojones, hasta nos ha confiscado tizas la policía... Asambleas, comsiones, reuniones... Pero merece la pena. Ah, sí, y en un día llegamos a las 5.000 visitas porque el blog fue portada de menéame!

Supongo que ahora, mentes suspicaces queréis saber por qué merece la pena, pues hay miles de motivos y los hemos ido leyendo los últimos quince días, pero el verdadero motivo no son las pensiones, los recortes, el paro, la falta de derechos sociales... El verdadero motivo para celebrar esta manifestación global es volver a encender la llama que hace seis meses no inundó a todos y que parece que ha disminuido con el paso de los días.

Mañana hay que salir a la calle, no indignado, hay que salir rabiosos con el sistema, un sistema en el que se detiene a la gente por cantar, por manifestarse, por reunirse y, en definitiva, por pensar. Hay que salir y gritar a los cuatro vientos nuestro descontento, mirar a los ojos a la bestia capitalista y reírnos en su cara, mañana es el momento de comprender que sin nosotros no son nada, que sin nuestros votos, no valen más que nosotros, que estamos hartos de sus lujos, sus caprichos, sus chantajes y sus mentiras, hay que gritar bien fuerte contra aquellos que creen que tienen el poder de decidir cómo deben ser nuestras vidas.

Mañana hay una manifestación, mañana hay que liarla, hay que hacer ruido y hay que atacar a los poderosos. Pasado mañana deberemos reflexionar sobre el futuro del movimiento y habrá que empezar a planear la próxima manifestación, acción y revolución.

La semana que viene supongo que podré estar por la labor, hasta entonces, soy 100% revolucionario, así que me voy, que esta tarde vamos a ver al alcalde en un acto oficial..

No hay comentarios: