jueves, 6 de octubre de 2011

Me da igual la muerte de Steve Jobs

No tengo mucho tiempo para escribir esto, pero haré un esfuerzo, a ver hasta dónde llego.

Se ha muerto Steve Jobs y el mundo parece sorprendido ante una muerte más que anunciada. Yo soy informático, así que sé valorar lo que consiguió este tipo, lo revolucionario que fue en su momento y la importancia de sus actos, pero no voy a llorar. No voy a llorar por la muerte de un hombre que lleva sangrando los bolsillos de mucha gente demasiado tiempo. Es cierto, sus productos son buenos, funcionan, ha tenido aciertos enormes en los últimos tiempos, pero no es un genio que ha regalado su tiempo a los usuarios, que va, es un tiburón que ha ido a por todas, no  le ha importando llevarse por delante empresas pequeñas que se intentaban hacer un hueco, no le ha importado robar, no le ha importado mentir y no le ha importado amasar una fortuna que, muerto, ya no le sirve de nada.

La muerte de Steve Jobs me da igual, y es por diferentes motivos: En primer lugar es una persona que no conocía y por lo tanto, su muerte me la suda. Era un millonario sin escrúpulos que eligió una vida de egoísmo  pudriéndose entre millones de dólares que no le han salvado la vida. Era propietario de una empresa que esclaviza trabajadores en países dónde los derechos humanos son sólo un rumor y que además es una de las más contaminantes del mundo.

Hay más motivos, pero no me alargaré, sólo diré que es una buena noticia que exista un millonario menos, me alegro, no por Jobs y su genio, que una vez lo tuvo, sino por el mero hecho de que ya hay un explotador que no podrá volver a torturar a nadie. Evidentemente, su legado continúa, alguien heredará sus millones, Apple seguirá esclavizando, nosotros seguiremos comprando productos de 5€ a 500€ como si no hubiera un mañana...

Beeeeeeee!

9 comentarios:

Kane dijo...

Yo no pienso ir a llorar sobre su iLapida.

(jojojo, ¡que ingenioso soy!)

Jeral dijo...

En lugar de desarrollar el I-Pon y el I-Pad, hubiera desarerolado el I-Páncreas.

Alvaro dijo...

Es cierto, uno no lo conocía personalmente así que no hay lugar a lágrimas. Es una caso como el de Maradona: fue el mejor jugador del mundo, pero también un drogadicto, así que dan dudas a la hora de decir cosas buenas de él como persona.

Supongo que tal vez tendremos que limitarnos a recordar el trabajo de Steve Jobs y no a la persona de Steve Jobs.

Jeral dijo...

De Maradona no se puede decir nada bueno porque como persona es un cretino del más alto nivel. Es un tipo que se cree su propio mito y se comporta como el dios caprichoso que los argentinos dicen que es.

Ximi dijo...

Bien! Rencor entre sudacas!

(Por cierto, Jeral, te he robado el chiste para el próximo numero de LOL Fanzine, que lo sepas. Ya te dedicaré la tira... O no, no creo que vegas a pegarme desde el tercer mundo...)

AMICAM (Mi pueblo se levanta) dijo...

QUE PASA XIMI¡¡ si ves este vídeo seguro que las pocas ganas de llorar por la muerte de Steve Jobs se te esfuman por que este tío no todo era bonito sino que tenia un lado oscuro que poca gente habla. pues nada mas que decirte te dejo el vídeo http://www.youtube.com/watch?v=qSUZMpCKGwE

Jeral dijo...

Más vale que me reconozcas la autoría, porque mira que tengo planeado un viaje a España para comprar libros y puedo pasar a darte un tongazo. Luego un abrazo (para tu lado gay reprimido) y luego otro tongazo.

Pedro dijo...

Mucha falta de respeto veo en tus palabras Ximi. El ofrecía productos a unos precios, elevados o no es una cosa, pero no obligaba a nadie a comprar. Para mi un genio, por lo que hizo como informático, y por lo que hizo luego para vender todo eso. Nadie te obliga a comprar, recuerdalo.

Jeral dijo...

Nadie te obliga a comprar, es por eso que ninguno de nosotros tiene una de esas I-Porquerías.

De lo que se queja Ximi es de que ahora todo el mundo se llena la oba alabando a Steve Jobs pero nadie recuerda que era un hijo de puta como cualquiera. Me corrijo, no como cualquiera. Un hijo de puta con mucho dinero puede hacer hijaputeces a mayor nivel.