martes, 15 de noviembre de 2011

Frank Miller es idiota

"Todo el mundo ha sido demasiado amable con esta tontería.


El movimiento de “Occupy”, manifestándose en la “Wall Street” o en las calles de Oakland (asumido allí por la ciudad con una incalificable cobardía), es cualquier cosa menos un ejercicio de nuestra santísima Primera Enmienda “Occupy”, no es nada más que una pandilla de gamberros, ladrones y violadores; una banda rebelde, alimentada por una nostalgia de la era de Woodstock y de una falsa rectitud putrefacta. Estos payasos no logran nada, pero hacen daño a America.


“Occupy” igual es un torpe, pobre intento de establecer la anarquía. Este movimiento – bueno, sólo será un “movimiento” si se añade “intestinal” – no es mucho más que un fea última moda, emitida por un grupo de jóvenes malcriados, armados con sus iPhones y iPods, que en vez de bloquear el camino de la gente que trabaja deberían buscarse un trabajo ellos.






Esto no es una revuelta popular. Es basura. Y Dios sabe que están arrojando su basura por todos lados – tanto políticamente como físicamente.


Despiértate, escoria. America está en medio de una guerra contra un enemigo implacable.


Quizás, entre fases de autocompasión y otros deliciosos pedazos del narcisismo que os han servido en vuestros pequeños mundos tan cómodos y protegidos, habéis oído términos come Al-Qaeda o Fundamentalismo islámico.


Y este enemigo mío – no el vuestro, por lo visto – está sonriendo una sonrisa oscura, si no está soltando una sonora carcajada ya por vuestro espectáculo vano, infantil y autodestructivo.


En nombre de decencia, os ruego volváis a casa de vuestros padres, perdedores. Volved a vuestros sótanos y jugad con vuestros Lords of Warcraft.


O, aun mejor, hacedlo en serio: Tal vez el ejercito puede meter a alguno de vosotros en vereda.


Puede que allí no os dejen tener vuestros iPhones, aviso. Intentad ser soldados.


Idiotas.


FM"

Este texto (que he sacado de 2 Frikis y un Murciano), por raro que parezca, no es fruto de una asamblea de la junta directiva de Esfintereconomia, qué va, este texto lo ha escrito uno de los mayores artistas del cómic de los últimos tiempos... Bueno, de un poco antes de los últimos tiempos... Frank Miller.

Sólo quería hacer una reflexión al respecto. Una de sus obras más conocidas y también una de las más (injustamente) denostadas es DK2. En esta historia se explica cómo Batman, desde la clandestinidad, dirige una revolución protagonizada por los jóvenes contra un estado corrupto y opresor. El punto álgido de esta revuelta tiene lugar en una plaza de Gotham, durante un concierto. En ese momento, Batman sube al escenario e insta a todos esos jóvenes a cambiar el mundo.

En el texto que hemos visto hace un momento, el bueno de Frank, que está tarado desde que dirigió The Spirit, critica exactamente esto con una leve diferencia: Los chavales que están en las plazas luchando por una libertad verdadera no usan la fuerza, a diferencia de sus personajes, que matan a la mínima (y ya no me meto si con más o menos razón). En su texto, Miller dice que hay problemas mucho más graves, como por ejemplo, los islámicos. Esto, a parte de racista, es estúpido, como si no se pudieran afrontar dos problemas a la vez. Está claro que ha caído en la trampa del imperio y vive con ganas la nueva guerra fría, que en esta ocasión es contra el terrorismo.

En 300, unos poco se enfrentaban a muchos. En esta ocasión, es el pueblo el que habla, es la mayoría que quiere acabar con el poder de la minoría.

Y a Frank Miller le parece mal, porque Frank Miller es idiota.

4 comentarios:

Peter Parker dijo...

A este hombre se le fue la perola hace mucho tiempo.

Saludos!

Kane dijo...

Atenttion whore...

PrrrK_03 dijo...

Se puede ser un genio o un artista en tu respectivo campo y ser un gilipollas integral en todo lo demás. Y si no que se lo pregunten a Bunbury.

También es verdad que muchos de los que hasta ahora eran los "revolucionarios" de EEUU están metiendo mucha caña contra Occupy Wall Street, como por ejemplo, los creadores de South Park...

Alvaro dijo...

Es lo mismo de siempre: todos son freedom warriors hasta que les tocan el bolsillo. El capitalismo les llena los bolsillos así que lo defienden.