viernes, 11 de noviembre de 2011

Opciones para el 20N

Estamos en la recta final. De hecho, llevamos en la recta final desde hace muchos años y no acabamos de darnos cuenta de que a según quién se le está acabando el chollo. Para conseguirlo, debemos adelantarnos a los mercados e impedir su plan de dominación mundial, que dicho así, parece el argumento de un horrible guión de James Bond, pero es lo que hay.

El día 20 de noviembre toca mojarse. Es el día en que supuestamente se pide la opinión de los ciudadanos para tenerlos calladitos cuatro años más y que nos sintamos a gusto con nuestra enorme aportación a la política nacional. Esto es un timo, una estafa, de eso no cabe ninguna duda.

Se me ha acusado de muchas cosas a lo largo de los años; de reformista, de fascista, de reaccionario, de anarquista, de demócrata... Y ninguna de ellas es cierta, sólo soy un tipo práctico. Por eso, cuando me preguntan lo que voy a hacer el próximo 20N lo tengo muy claro... O no...

Existe una gran variedad de opciones para las elecciones, siendo estas el voto a grandes partidos, el voto a partidos minoritarios, el voto en blanco, el voto nulo o la abstención, si te estás planteando qué hacer, esta es mi valoración de lo que hay:

Voto a los grandes partidos: Descartado por completo. PPSOE, CIU, PNV... Son lo puto peor, después de años y años de control sobre nosotros no nos han aportado nada más que disgustos y opresión. Si los quieres votar, adelante, pero luego ves a hacerte un test psicológico porque tienes, al menos, un cromosoma de más. Si tu planteamiento es votar al PSOE para quitar escaños al PP, no tengo más que decirte que lo uno no es mejor que lo otro y lo hemos podido comprobar estos últimos siete años. Si lo que quieres son políticas neoliberales, beneficio a los mercados, volver a crear una burbuja, seguir obedeciendo a la Merkel o eres Emilio Botín, no lo dudes, estos son tus partidos.

Voto a partidos minoritarios: Es una buena opción, aunque hay que tener claro que la posibilidad de que estos partidos lleguen al poder es más remota que el paradero de Marta del Castillo. Eso sí, te puedes asegurar de votar a una formación con la que estés de acuerdo en lugar de votar a los ambiguos programas de los mayoritarios que solo viven por y para los votos, además, cada voto que se lleva un partido minoritario es un voto que no se lleva el PPSOE, así que creo que es un voto realmente útil. Hay multitud de formaciones: Anticapitalista, PACMA, PIRATA.CAT, Escaños en Blanco, +MAS+, etc. y puede que te veas reflejado realmente en alguno de ellos. Si tienes un amigo en alguna de estas formaciones apóyalo, que luego no se diga...

Voto en blanco: El voto en blanco sólo sirve para una cosa: aumentar la cantidad de votos contabilizados y, por tanto, hacer que sea mayor el número de votos necesario para tener un diputado. Al PPSOE ya les va bien, porque ellos siempre sacan los suficientes para mandar, pero a los partidos pequeños los perjudica muchísimo. Votar en blanco sólo sirve para beneficiar a las grandes formaciones y dejar fuera de combate a las más pequeñas. Para nada recomendado, totalmente prohibido, por mis cojones.

Voto nulo: Es la otra buena opción a parte del voto alternativo. Votar nulo significa que se computa tu voto pero no aparece en los porcentajes de votos válidos, por tanto, no le das tu voto a los mayoritarios, no puteas a los minoritarios y muestras tu descontento. Si el promedio de votos nulos fuera muy elevado, deslegitimaría las elecciones auqneu eso es harto improbable. Es, por el momento, mi opción y en este blog os voy a facilitar más adelante, papeletas para que podáis votar nulo con un mínimo de dignidad.

Abstención: Para mí, de todas las opciones es de las más peligrosas. Aunque no tan perjudicial como un voto en blanco o un voto al PPSOE, no cuenta para nada, no tiene ningún efecto y se entiende como la apatía de la gente hacia el sistema. Aunque hagas abstención activa, y eso significa hacer campaña por la abstención, aunque no quieras participar de este sistema falso y corrupto, debes atacar con todas tus armas. La indiferencia se traduce en ignorancia. Yo no estoy de acuerdo con el sistema ni con ningún partido, por eso votaré nulo. Sé que ellos no quieren que vote nulo, así que aunque juegue a su juego, dejo claro que no me gustan las normas. Aunque de la abstención hablaré la semana que viene con más detalle.

En fin, gentuza, estas son las opciones que tenéis explicadas brevemente, espero que os haya servido de algo. Nos vemos el lunes. Que os folle un ñu.

No hay comentarios: