martes, 10 de enero de 2012

Clases de protocolo de tito Ximi: Cómo no postear en más de un mes

Este es un tema que nos afecta a muchos, sobre todo a mí, que parece que haya abandonado este sitio por completo. No obstante, y siendo catalán, es inexplicable que pueda haber dejado de actualizar el blog por abandono teniendo en cuenta que en noviembre realicé de pago anual por el dominio, que no es caro, pero que es dinero, así que, aunque me ha costado muchísimo esfuerzo, he logrado superar los dos meses de contenidos inútiles y días vacíos. Lo gracioso del tema es que mientras tanto, estoy participando en el concurso de 20 Blogs, concurso para el que ni siquiera he pedido el voto (aunque un anormal anónimo me ha votado igualmente, dios sabrá por qué). Hoy os voy a explicar cómo se hace esto, os voy a impartir una de mis ya clásicas clases de protocolo para que comprendáis el complejo mecanismo de pasarse dos meses tocándoos la cebolleta y que os corroa por dentro. Vamos allá.


  1. Estresarse: Tienes que buscar una ocupación que te ocupe el 100% de tu tiempo, por ejemplo, hacer carteles, participar en comisiones, asambleas y grupos de trabajo del 15M, que, aunque sea una ocupación de porreros perroflautas proetarras, oye, entretiene. Otras opciones son engancharte a tuiter, al porno elsavo con animales o a coleccionar uñas de los pies de famosos.
  2. Encontrar un trabajo: Esto es algo que te roba mucho tiempo de forma totalmente injusta, además,si tu trabajo es cansado (como era mi caso), pues llegas a casa con las mismas ganas de postear que de bailar claqué, pero vaya, tampoco hay que dramatizar, que ganaba más de 400€ al mes... ¡Era un puto priviliegiado!
  3. Que te despidan del trabajo: Esto también suele ser un buen incentivo para dejar de postear o de todo lo contrario. Al parecer, después de seis meses sin encontrar trabajo, una buena forma de animar a alguien es darle trabajo precario y después e un mes llevarse la empresa de la ciudad despidiéndole, no sólo a él, sino también a sus compañeros y jefe. Uno llega a casa un poco decepcionado con su vida, su rutina y su futuro cada vez más oscuro, pero vamos, que estoy bien eh, no os preocupéis, que ya me han hecho una limpieza de estómago y me han escondido las pastillas...
  4. Empezar un proyecto empresarial: Lo mejor, cuando ves que un trabajo no ha funcionado, es montar tú una empresa que se dedica exactamente a lo mismo. Es un planteamiento genial para dejarse los cuartos que no tienes y pasar horas y horas planificando, negociando y pensando. Muy entretenido, pero tampoco deja mucho tiempo para postear gilipolleces...


Estos son los pasos que he seguido yo para conseguir que esto parezca el desierto del Gobi. No sé vosotros como lo veis, pero los resultados son apabullantes, como podéis comprobar, así que os recomiendo vivir una etapa de altibajos emocionales en plenas fiestas, es lo puto mejor del mundo...

2 comentarios:

Alvaro dijo...

A ver... unos cálculos. Tengo veintinueve años... hace unos...veintinueve años que no hago más que tocarme los cojones todo el día... van dos, me llevo ocho... mmm, tal vez haya un error, pero me sale que no he trabajado un puto día.

Yo también tengo proyecto empresarial, es sólo cuestión de tiempo para que comience a llover el dinero.

Por cierto, 400 euros mensuales... es equivalente al sueldo promedio (un poquito menos) de un trabajo común y corriente, en blanco, en el interior en Argentina. Estamos iguales.

Ximi dijo...

Sí, la putada es que en este país, los precios y los impuestos son los mismos que en el resto de Europa...