lunes, 3 de septiembre de 2012

Es una lástima


Siempre es complicado volver a empezar, más que empezar de cero. Para volver a empezar, uno debe tragarse el orgullo y mirar atrás, y cuesta, joder... Vaya si cuesta...

La gente me dice que “es una lástima” que este blog se haya quedado tan estancado, mi chica me dice que “es una lástima” que no tire para delante con el tema, mis amigos nunca lo han leído, pero me dicen que “es una lástima” que no continúe. Mi abuelo, que no podría estar más en desacuerdo con el contenido de este blog me dice que “es una lástima” que no actualice más y mi madre me dice que “es una lástima” que lo tenga tan abandonado, pero que no me meta con Cristina Cifuentes.

Pues bien, desde hace tiempo quiero volver a llenar ésta página regularmente con mis chorradas, mis opiniones, mi destrucción moral y mi bienintencionado hijoputismo supino, pero no encuentro el momento para volverme a poner a ello, así que he tomado una determinación: hacerlo a veces. Me explico.

No puedo comprometerme a llevar el ritmo de actualización que otrora hiciera famoso este blog, con sus cuatro (o más) actualizaciones al día, con sus semanas especiales, con sus días de la tontuna con 100 posts diarios. No puedo. Soy incapaz. Así que, mejor que chaparlo y dejarlo flotando en la web para siempre, voy a ir actualizando poco a poco, con lo que me parezca oportuno, con lo que me apetezca. Puede que una semana no ponga nada, puede que otra tenga actualizaciones diarias.

Este blog nació hace casi cinco años con la promesa de la constancia y la disciplina a la hora de publicar. Cumplí esa promesa durante casi cuatro años, así que creo que ha llegado el momento de relajarme. En Twitter todo me resulta más fácil, más inmediato, así que es allí dónde me podréis encontrar siempre, pero podéis seguir contando con éste espacio para leer lo que opino del mundo, para generar polémica y para cagarme en Cristo y toda su puta familia.

En fin, esto es todo, espero veros pronto por aquí, con críticas destructivas, odio irracional, violencia verbal y estupideces varias.

Espero que esto vuelva a la anormalidad.

2 comentarios:

Fosforo dijo...

Eso estaría bien si:

A)Dejas de pegar aquí toda la mierda que ves por 9gag y similares mientras navegas creyéndote el nuevo lider de Anonymous.

B)Dejas de ponerle etiquetas absurdas a todo de forma que sea absolutamente imposible navegar en el archivo de esta mierda

C)Citando a un amigo: Todo blog que cierra lo hace con un último post que promete que volverá a actualizar con frecuencia.

D)Me comes el pene. Con amor.

Álex Esteve dijo...

Aquí lo que falta son tartas-pene.