jueves, 25 de junio de 2015

Punto y aparte

¿Tenemos el título con cliché? ¿Tenemos contenido con cliché? ¿Tenemos cliché con cliché? Bien, puedo empezar.

Lo dejo. No, no de fumar. Dejo este blog. No lo borro ni nada parecido, el contenido me parece jodidamente divertido y, qué cojones, hay muchas de mis horas aquí acumuladas. Cree este blog el uno de octubre de 2008, hace casi siete años. Es una locura. En esa época llevaba el mismo peinado que ahora, vestía igual que ahora, escuchaba la misma música que ahora y pensaba prácticamente lo mismo que ahora, pero era un chaval de veinte años más destructivo que constructivo, para qué nos vamos a engañar. La fuerza con la que empecé fue abrumadora, cuatro posts al día, la mayoría eran una porquería, pero cada día escribía un tocho, fue un gran ejercicio lleno de errores tipográficos que me ayudó a escribir un poco mejor, aunque nunca logré pensar de forma ordenada. El uno de abril era el día de la tontuna y publicaba cien posts en un solo día, la locura. Y en aquella época existía algo que nos gustaba llamar "blogosfera", algo maravilloso que actualmente, por comodidad, se ha trasladado a Twitter.

Poco a poco bajó el ritmo ¿o fue de golpe? y los posts se volvieron más serios, más puntuales, menos frecuentes. No tenían nada que ver con la idea que tenía cuando inicié esta aventura, ya hace tiempo que me di cuenta porque, en fin, no soy imbécil, pero no lo cerré porque me gustaba la idea de tener una ventana en la que expresarme, pero con el tiempo dejé hasta de renovar el dominio ¿por qué pagar por un retrete que usas cuatro veces al año? Así que, aprovechando que estoy en horas bajas y jodidamente triste por varias cosas que no vienen al caso, he creado otro inodoro en el que echar mierda, de forma más seria y, espero, aunque no estoy yo para prometer nada y la experiencia es la que es, más regular que esta última etapa tan larga en este blog.

Todo se queda aquí para la posteridad o hasta que Google decida que cierra Blogger, me da igual, pero no me veo con corazón de eliminar todos esos posts con Clases de protocolo, las semanas temáticas, las críticas destructivas y las Ximiaventuras que están aquí resumidas.

Atrás quedan los tiempos gloriosos en que entraban miles de personas a diario para leer mis mierdas, así que aquí lo dejamos. Os dejo aquí un enlace a mi nuevo blog, también me podéis encontrar en mi blog de dibujos.


Señoras y señores, ha sido un placer,

¡salud y lucha!